lunes, 30 de diciembre de 2013

De tres propuestas para despedir el año...


Nunca lo hubiera dicho pero 2013 ha sido un año repleto de lecturas, cine, escritura, lugares y fotos... Mi poco tiempo libre parece haberse expandido, dilatado, aumentado o simplemente, ha dado bastantes frutos el dedicar muchos esfuerzos a querer aprovecharlo a fondo: madrugones, desconexión virtual, soledad y compañía a partes iguales. Todo para no caer en la tentación de pensar que no hay tiempo para hacer cosas, que se nos esfuma a toda velocidad sin que podamos hacer nada al respecto. Me niego a sucumbir. Me rebelo contra ello, hay que encontrar espacios y minutos para tener espacios de libertad, y no solo en las ansiadas vacaciones.

Hoy, como despedida del año, os dejo tres propuestas. No son las mejores, son las que se me ocurren en este instante. Espero que os gusten y que el nuevo año nos traiga muchas más... ¡Feliz año nuevo!

De libros...

Freud, uno de los grandes maestros de la narrativa, sabía que el pasado no es algo fijo como sugiere el tiempo lineal. Podemos volver atrás. Podemos recoger lo que se nos cayó. Podemos arreglar lo que otros rompieron. Podemos hablar con los muertos. (...)

La mayoría de los niños dejan algo para Papá Noel cuando baja por la chimenea en Navidad. Yo hacía regalos para los cuatro jinetes del Apocalipsis. 

"¿Por qué ser feliz cuando puedes ser normal?" de Jeannette Winterson. La sorprendente autobiografía de esta autora. Escalofriante su infancia y su vida. Realmente fabulosa.

De cine... 

Gravity de Alfonso Cuarón

La he visto estos últimos días. No me atraía en absoluto pero me ha gustado tanto que ya casi la considero la película del año. Una metáfora de la vida. Espectacular. No os la perdáis.

De música...

Un fenómeno también del que me acabo de enterar, hija de un conocido político de Castilla-La Mancha, acaba de sacar su primer disco. He estado viéndola en algunas entrevistas y creo que su frescura, talento y particular voz van a dar mucho que hablar.... Aquí os la dejo.

María Rozalén aparece junto a Beatriz Romero, que traduce al lenguaje de signos la letra de su desgarrada, aunque divertida, canción. Lo hace Romero con tal comicidad que acaba siendo tan protagonista como Rozalén. Y la colaboración no acaba ahí: la cantautora se la lleva, siempre que lo permiten los deberes profesionales de la intérprete, que trabaja en un instituto, a los conciertos, que acaban convertidos en una fiesta en la que nadie, nadie, queda excluido. (Extraído de aquí)

lunes, 23 de diciembre de 2013

De pintauñas azules y de felices fiestas...!



Todo empezó con un pintauñas azul. Me lo dejó ahí, junto a la ventanilla donde yo estaba sentada. Fue en verano, a media mañana, un domingo, mientras andaba medio distraída y con los ojos semicerrados de sueño. Venía de vuelta de no recuerdo dónde. Cuando fui a darle unas monedas, él no quiso. Me dijo: es un regalo y yo me quedé muda, sin saber cómo reaccionar. Él se marchó deprisa.

En casa ya, pensé en el gesto y este se unió a los demás gestos que a lo largo de mi vida  me han llegado por sorpresa de las personas más inesperadas. Que alguien que pide monedas en el tren me haga un regalo es una de las cosas más surrealistas que me habían pasado.

A partir de entonces, esos regalos o intentos de regalo se han ido repitiendo.  No siempre han funcionado mis palabras y negativas. Cualquiera que presencie estos fugaces y desconcertantes encuentros pensará que nos conocemos, que somos amigos de algún lugar lejano y, quién sabe, quizá nos cruzáramos en algún lugar que yo no recuerdo.

La última vez que nos topamos me regaló la postal navideña que ilustra esta entrada. No sé dónde pasará la Navidad, probablemente acompañado de su esposa y sus hijos, recordando el país del que se alejó y pensando en este que es cruel y amable según el día y según quien le mire en un vagón.

Me gusta creer que en él hay atisbos de esperanza ante el futuro, alguien que regala lo poco que tiene, creo que se merece un poco de suerte. Espero que la tenga.

Con su regalo, pues, os deseo a tod@s muy felices fiestas, y mucha suerte, y mucha esperanza, y mucho de todo eso que aguardáis y deseáis estos días.

¡¡Besos fuertes!! 




Y


Y la versión alternativa...

domingo, 22 de diciembre de 2013

He leído... Diez de diciembre de George Saunders



El amor, el tedio en el trabajo, el sexo y la muerte son algunos de los temas que el autor trata con un estilo que ha sido destacado por la crítica como innovador, intenso y profundamente emotivo. Los relatos reunidos en este volumen juegan con la hibridación de géneros y se acercan muchas veces a lo cómico, a la ciencia ficción distópica o a lo grotesco. Descubrir a Saunders implica descubrir una nueva forma de entender la literatura, una nueva forma de trabajar con el lenguaje y, sobre todo, implica para el lector la posibilidad de alcanzar estados de exaltación únicos e irrepetibles.
(Extraído de aquí)


 En la penúltima secuencia de Waking Life, la obra maestra de Richard Linklater, el cineasta le cuenta al protagonista, que empieza a sospechar que está muriendo más que soñando, una pesadilla que le hizo pensar que nuestra existencia es el camino más recto entre el no y el sí. Nos pasamos la vida negando, resistiéndonos, para finalmente afirmar. La afirmación es, claro, el abrazo de la muerte. Y los cuentos de George Saunders, que a veces parecen crueles y retorcidos para de pronto iluminarse con un relámpago de humanidad, irrumpen como dibujos animados flotantes, levitantes, en ese largo momento de transición en el que no sabemos si sigue valiendo la pena decir no. (Cuentos que nos matan)

 

Parece que el relato está de moda (¡por fin!). Saunders y la reciente Alice Munro suenan y resuenan en todas las listas de los mejores libros de este año que se están publicando estos días. El cuento o relato es mi género literario favorito. Desde hace años colecciono casi antologías o libros de relatos. Me encantan: esa condensación de ideas en pocas páginas que finalmente se rematan con una sorpresa, un giro inesperado o una resolución inesperada. Dicho esto, debo confesar que ni Saunders ni Munro me apasionan. Qué le vamos a hacer. Cuando me enteré de que le habían dado el premio Nobel a Munro, la noticia me decepcionó profundamente, ya que hará que seguramente Margaret Atwood, autora canadiense a mi parecer más compleja y completa, ha perdido su eterna oportunidad de recibirlo...

Saunders, por otra parte, siempre había sido un escritor de culto. Su “Pastoralia” que aún no he leído pero que acumula polvo en mis estantes desde que se publicó ya le valió el reconocimiento de la crítica y de los más acérrimos seguidores de la literatura americana hecha por y para “outsiders”. A Saunders siempre se le citaba junto a su malogrado amigo Foster Wallace.

“Diez de diciembre”, libro que ha recibido fabulosas críticas tanto en Estados Unidos como aquí, era y es una buena oportunidad para descubrirlo. He leído la versión catalana y estoy segura de que traducirlo ha debido ser una ardua tarea. Su traductor, Yannick García, ha hecho una labor encomiable. Me llega también que la versión al español es también fantástica. Saunders tiene un estilo y lenguaje peculiares y quizá eso sea lo que a mí no me llega a convencer. No soy fan de la literatura experimental norteamericana (Pynchon, Barthelme...) y ese quizá sea el problema que he tenido para que este autor no cumpliera mis expectativas, que por otro lado eran muy altas...

No es que no me haya gustado el libro: es original, hay buenas historias, los relatos son fluidos, hay mucha crítica social y contra el capitalismo (eso nos encanta aquí, sobre todo cuando es un estadounidense quien lo hace), pero su estilo en ocasiones desordenado, fragmentado y confuso hace que me pierda más en la forma que en el fondo. Por eso, creo, que no he acabado de conectar con este autor. Pese a esto, lo recomendaría a lectores curiosos y que quieran descubrir a un autor diferente e innovador... :)
 

sábado, 21 de diciembre de 2013

El sueño

 

Últimamente tengo la sensación de que estoy soñando. Es una sensación extraña y confusa. Más que de costumbre. De repente, me embarga una sensación de no realidad que hacía tiempo no sentía. Me viene a fogonazos y a veces es más intensa en tiempo y espacio que de costumbre. Ayer mismo, volvió a repetirse. 

 

En la televisión se sucedían palabras y debates que no podían ser reales: retrocedemos 30 años en cuestión de horas. Esto no puede ser la realidad. Nos han dado un Lexatin y ni nos hemos ni enterado.  Tiene que ser un sueño. Ando en una semivigilia porque no puede ser que en pleno siglo XXI se cree una ley tan reaccionaria en un país que iba dando pequeños pasos. Pero sí, Gallardón acaba de anunciar una locura que convierte esta especie de sueño en pesadilla.
La mujer es víctima, no puede decidir por sí misma. Un feto fruto de una violación no es igual a cualquier otro feto. El ADN debe ser incluso distinto y yo acabo de enterarme. Gracias, Gallardón.
 



 
No quiero ni pensar en que ahora, repentinamente, se elevará el número de denuncias por violación en este país de pandereta. No quiero pensar en que se crearán pequeñas mafias de doctores favorables al aborto que pronto serán clandestinamente conocidos. Tampoco quiero pensar en cómo las niñas de las juventudes del PP sí podrán abortar porque tendrán los medios para irse a Londres o a cualquier otro país donde la religión no haya sorbido el seso a quienes están en el gobierno. No lo quiero pensar, porque seguro que sigo en este mal sueño del que espero despertar pronto...

martes, 17 de diciembre de 2013

Elvis vive...

Y en su nueva vida tiene 16 años y es de Canadá :)


domingo, 15 de diciembre de 2013

De tu ventana a la mía...


Qué película más especial. El primer trabajo de Paula Ortiz, que descubrí hace unos días, es una auténtica maravilla: de imágenes, fotografía y grandes interpretaciones de tres actrices inmensas.




Tengo muchas ganas de ver su nuevo proyecto, las "Bodas de sangre" de Lorca. No dejéis escapar esta peli.




a

sábado, 14 de diciembre de 2013

De Juanita Biarnés...


UNA FOTÓGRAFA ENTRE HOMBRES. (teaser versión extendida) from RECvideoproduccions on Vimeo.

LA DESCONOCIDA HISTORIA DE LA PRIMERA FOTOPERIODISTA ESPAÑOLA. Es la chica que supo colarse en el avión y en el hotel de The Beatles para conseguir una exclusiva histórica. Es la mujer que engañó a Roman Polansky adoptando una identidad falsa, que se sonrojó cuando Clint Eastwood la besó en los labios, que retrató a un joven y desconocido Joan Manuel Serrat, que fue la fotógrafa personal de Raphael y que convenció al pasajero de un avión en Los Ángeles para que llevara los negativos de la ceremonia de los Óscars, que había revelado en el lavabo de Xavier Cugat.... Es el testimonio de una época, una fotoperiodista de fuertes convicciones, que dejó la cámara cuando el sensacionalismo invadió la profesión para reinventarse como cocinera, recibiendo los elogios de cocineros como Arzak o Nandu Jubany. Juana Biarnés es una mujer luchadora que ha roto muchas barreras excepto la del olvido.

viernes, 13 de diciembre de 2013

De Lore... (o la chica de la intensa mirada azul)

 

Emotiva, cruel, envolvente, poética, estética. Cate Shortland regresa a las pantallas con "Lore" para contarnos una historia sobre la otra realidad del nazismo. La directora tradujo en imágenes la adaptación de la novela de Rachel Seiffert, "La habitación oscura" dando un testimonio bastante fidedigno, a través de la mirada infantil, de los primeros días de la postguerra en Alemania. (Extraído de Anonyma Veneciana

 Cate Shortland, directora australiana, firma con su segundo trabajo una de las películas más estéticas, intensas y fascinantes del año. Una fotografía cuidada al detalle, unos protagonistas impecables, una música de lujo -Max Richter- y una historia, basada en la novela de Rachel Seiffert, La habitación oscura (finalista del Broker Price 2001), que te atrapa desde la primera escena. (Extraído de aquí)
 
Esta semana se estrena "Lore", una película bastante interesante que vi hace unos días. Dura, muy dura, de principio a fin. "Lore" es la historia de una adolescente y de un viaje de huida hacia no se sabe dónde. Todo ello en el marco del fin de la Segunda Guerra Mundial. Lore, que es de una familia nazi, tendrá que confiar en un judío. Pero aquí no hay una historia o argumento al uso, Lore camina a paso lento entre escenas que se intuyen y una fotografía espectacular. Es la fuerza de lo visual, más que la de un guión caracterizado por muchos silencios, la que nos atrapa y nos acompañar a sus protagonistas en esta historia que avanza a paso lento. Quien decida quedarse y seguir hasta el final en este recorrido se verá recompensado. Lore es una de esas historias que se quedarán con nosotros y algunos de sus planos serán difíciles de olvidar.

Nota: la novela de Rachel Seiffert en que se basa esta película se tradujo como "El cuarto oscuro" y está editada por RBA.


 Crítica en El antepenúltimo mohicano

jueves, 12 de diciembre de 2013

Ingenieras, no princesas

"Investigando me di cuenta de que la mayoría de ellas, por alguna razón, perdía el interés por la ciencia cuando tenían 8 años. Y no es una cuestión de biología. Es una cuestión cultural, cuando vas a una tienda de juguetes te das cuenta que nos quieren convertir en una princesa", explicó durante una conferencia este año.


 Por esa razón, después de darle vueltas al asunto, Sterling decidió que lo mejor que podía hacer para que ese porcentaje aumentara era crear un juguete que "estimulara" a las niñas a construir. A interesarse en la ciencia. (De aquí)


martes, 10 de diciembre de 2013

domingo, 8 de diciembre de 2013

sábado, 7 de diciembre de 2013

De la historia del señor Sommer...







La acción transcurre durante la infancia del protagonista, que nos cuenta desde su vida adulta. A medida que avanza, se da cuenta de la importancia de la misma. El Sr. Sommer es una especie de proyección del protagonista, de recuerdo, algo que le hace recapacitar sobre los momentos que han marcado definitivamente su personalidad y su destino. A menudo provienen de esa época frágil en la que siendo niños dejamos de serlo.
(Extraído de aquí)


Leo “La historia del señor Sommer” deprisa e intrigada. Lo hago en el tren, rodeada de ruidos y de personas. Respiro el tufo a  marihuana de quien tengo al lado y escucho de fondo una apabullante melodía de Silvio Rodríguez. No es el mejor entorno. Lo admito. Pero el libro es breve y me atrapa desde que empiezo el trayecto. Prometo hacerlo reposar cuando lo termine. Y así lo hago, fiel a mi promesa.

Mientras lo dejo descansando, y ya de vuelta y con la lectura terminada, busco algo de información. Quiero saber si que lo he leído y lo que otros han leído se asemeja. Busco parecidos, referentes, pistas... pero nada me convence. “La historia del señor Sommer” sigue revoloteando en mi cabeza, asentada en las sensaciones que me ha provocado, que no sé si son reales o ficticias, pero lo que sí sé es que son fruto de un viaje, tanto literal como figurado, que me ha gustado. Gracias al Beletrista por la recomendación.

Y es que leo esta historia que empieza describiendo a un tal señor Sommer:  un personaje enigmático que da título a este cuento/relato para no niños y que es alguien que anda y anda sin rumbo alguno. Es un ser enigmático que se cruza en tres ocasiones con el niño-narrador protagonista. 

Una voz sin nombre, la de este niño, un personaje que nos guía desde sus palabras adultas por los recuerdos de su infancia. Una infancia que, contada con un estilo aparentemente sencillo, esconde cosas oscuras y secretas que por fin se verbalizan. Esa voz, entre la infancia y la edad adulta, es la que a mí me ha interesado. Esa es la voz que esconde la clave de la historia. No hay que dejarse despistar por esos bonitos dibujos de Sempé (Le petit Nicolas). Süskind no escribe para niños, o quizá sí, quizá como mucho escribe para el niño que alguna vez se fue y ya no se es.

Y es que cuando el protagonista deja de subirse a los árboles, es decir, cuando deja de ser niño, nos encontramos ante el inicio del fin de este desconcertante personaje que es Sommer. En ese justo momento es cuando conocemos un secreto final que ese adulto (nos) confiesa y en ese momento es cuando el enigmático Sommer también se esfuma.

Será ese el secreto final, quizá la clave última del relato, pero no hay que olvidar que antes ha habido otros en nuestra lectura (su primer enamoramiento, su incidente con una profesora, sus ideas respecto a la muerte...cosas que seguramente el narrador no había contado antes a nadie)... Cosas no dichas que quizá hasta entonces no hubiera verbalizado. Quién sabe si todo aquello que desconcertaba al narrador de niño cobra por fin sentido al hilar su relato de adulto, al ordenarlo en palabras.  ¿Por qué optó por el silencio? (“No sé qué puede haberme hecho callar con semejante obstinación durante tanto tiempo...”, “Yo callaba. No dije nada”.), quién sabe...Eso se lo queda para él. En este relato poco más llegamos a saber, salvo que el señor Sommer ya no existe y que aquel niño que se subía a los árboles, tampoco.     

Nota: probablemente si hubiera podido ver la obra de teatro que hicieron basada en el texto, mi percepción del relato sería totalmente distinta. Me alegra, pues, no haberla visto y haber tenido una lectura personal y no contaminada del texto :)

viernes, 6 de diciembre de 2013

He visto... Los ilusos



Jugarán otros niños en el prado
dormirán bajo tierra otros cansancios,
pero la pensativa primavera 
como la nieve llegará a su tiempo.
(Emily Dickinson, cita que cierra "Los ilusos") 



Todo lo que rodea a la película tiene esa esencia mágica de cuando algo se hace con pasión y no se necesita nada más y es que…¿por qué esperar a que algún productor decida financiarnos cuando lo que queremos contar es tan real y cercano a uno mismo y no necesita ninguna floritura? Rodada en unq película de 16 mm caducada a lo largo de siete meses durante los ratos libres de su equipo y con amigos –los directores Sigfrid Monleón y Javier Rebollo  hacen pequeñas colaboraciones– , ‘Los Ilusos’ es, además de una bonita oda al cine y a todo lo que nos hace vivir, un homenaje al hecho de hacer cine. (Extraído de aquí)


Qué agradable sorpresa toparme con "Los ilusos". Desconfiada al principio por su aire afrancesado sesentero, la película-reflexión te va llevando de la mano por su hora y media de metraje. Una peli diferente, para dejarse llevar y disfrutar del buen cine. Del placer de ver a apasionados crear y de sentir también cierta nostalgia por una forma de hacer cine.

Os dejo con un fragmento-canción de la película...

 

jueves, 5 de diciembre de 2013

He leído...Los años de peregrinación del chico sin color (Murakami)


"En la vida siempre hay cosas demasiado complicadas para explicarlas en cualquier idioma", había dicho Olga.
"Así es", reconoció Tsukuru [...]. "Difíciles de explicar no sólo a los demás, sino también a uno mismo. Y cuando se fuerzan las explicaciones, a menudo se acaba mintiendo. Y cuando se fuerzan las explicaciones, a menudo se acaba mintiendo. En cualquier caso, mañana se aclararán muchas cosas. Sólo tienes que esperar. Y si no se aclara nada, qué se le va a hacer. Habrás hecho todo lo que estaba en tus manos".
(Fragmento de "Los años de peregrinación del chico sin color", Haruki Murakami)

Leer a Murakami es siempre introducirse en un sueño extraño. Hacía tiempo que no le leía y quizá por eso echaba de menos su escritura, sus personajes raros... Hablaba con alguien el otro día y me contaba que no le acababa de convencer Murakami porque sus personajes eran demasiado distintos a él y no conseguía conectar con ellos. A mí me pasa justo lo contrario... No sé si esto es buena señal, por cierto :) Pero qué le vamos a hacer :) Me temo que es demasiado tarde. Me declaro fan absoluta de Murakami.

 GREAT LAKE SWIMMERS

martes, 3 de diciembre de 2013

De Orange is the New Black...

 
Leo que hoy se estrena por aquí en Canal Plus "Orange is the New Black", la serie de Netflix (la nueva HBO como la llaman) que ha roto esquemas y audiencias por igual. La vi en verano porque en Internet todo el mundo la recomendaba y realmente es una de esas series tan bien contadas que solo por eso vale la pena verla. Es una serie diferente totalmente adictiva y una excusa perfecta para poner sus títulos de crédito a los que pone música mi admirada Regina Spektor. Aquí os la dejo...  



 

sábado, 30 de noviembre de 2013

Descubriendo a... Óscar Sipán




(Imagen extraída de Editorial Base)  

Primero vive y luego escribe, sin esperanza y sin desesperación, como decía Isak Dinesen. Escribe sin descanso, la inspiración es la excusa que ponen los que no tienen nada que decir. Literaturiza tus recuerdos, tus miserias y las de los que te rodean, ládrale a la vida, emociona. Mata al padre y desviste los cuentos  hasta que no se les note la ficción. ("La jaula de Faraday")  


(...) Desde niño me fascinan los pechos, como las luces de una feria a un heroinómano. Sirviéndose de una barrica cuya tapa es transparente, Mónica nos habla de la acidez y de la tonicidad. De la maceración y de las sensaciones. Del milagro de la fermentación y de cómo duerme el vino. Escuchándola, me doy cuenta de que cada año que pasa dota a la pareja de un grado de acidez similar al de los vinos. Envejecemos, cambiamos y nos volvemos ácidos. En realidad este caldo que Mónica agita con la varilla somos todos nosotros: un vino incomunicado y turbio que sólo busca que lo traten bien. ("Cuarenta días de niebla") 


No conocía en absoluto a Óscar Sipán. Por eso, por este desconocimiento absoluto, ha sido una sorpresa muy grata topármelo por primera vez en esta recopilación de sus mejores (leo) relatos. Dando una vuelta por una librería barcelonesa, buscando otro libro, me detuve ante el suyo.

Me sonaba de algo el autor y cuando lo ubiqué tras un vago recuerdo en una red virtual, cogí el libro y leí las primeras líneas del primero de sus relatos ("El talento de las moscas"). Un par de frases bastaron para engancharme y darme cuenta de que me hallaba ante todo un descubrimiento. Al final terminé saliendo de la librería con su libro y no con el que en realidad buscaba. Me alegra haberlo hecho...

Y es que los relatos de Sipán atrapan desde la primera línea y contienen historias contadas por un experto diseccionador de imágenes potentes e historias intrigantes. Mientras pensaba en los relatos que más me habían gustado para comentarlos por aquí, me di cuenta de que era imposible elegir: Saint-Exúpery, Patricia Highsmith, Onetti, Verónica, Virginia Clemm...todos sus personajes se ganan, gracias al estilo del autor, su merecido puesto de gloria en esta recopilación de cuentos. Quizá sea por su particular fuerza a la hora de narrar, quizá sea por las sorpresas que nos aguardan en cada página, quizá y simplemente porque nos encontramos ante muy buena literatura.... Aparte de recomendarlo, por supuesto, deciros que pretendo continuar siguiéndole la pista a este nuevo (y fantástico) descubrimiento... Recomendado, pues, queda.

"Siempre intento poner en los cuentos algo subversivo, algo que se aleje de lo políticamente correcto, abandonar la senda de lo políticamente correcto". (Entrevista aquí)


Y la cita que abre el libro:
Y yo, que no pude curarme
a mí mismo, yo te sanaré.
(Leonard Cohen)

jueves, 28 de noviembre de 2013

martes, 26 de noviembre de 2013

De Landen/ La llista de Laia Fàbregas…



Por un momento se quedó callado y me observó. 
 Vi su mirada: esos ojos que algún día habrían sido de color marrón oscuro eran ahora de un gris claro lleno de experiencia. Me di cuenta de que casi nunca hablaba con gente mayor, de que casi nunca me sentaba al lado de gente mayor. Ya no recordaba la última vez que había mirado y admirado a alguien mayor. Me dijo que hacía tanto tiempo que no había estado en Holanda que se le había oxidado el holandés. Me lo dijo como si yo no lo hubiera notado. Le contesté que hablaba muy bien en holandés y se enorgulleció. 


Hace unos años me topé con el nombre de Laia Fàbregas. No la busqué, sino que me llegó. Cuando hablé de su primera novela, dije que estaría atenta a lo que escribiera y así ha sido. Acabo de leer La llista (en catalán) y en breve espero poder leer su nueva novela (Dies de cel groc).

La novela fabulosa que echaba en falta de esta autora ha llegado ya con su segunda obra. Landen, en su versión en castellano, publicada por Alfaguara, es una novela intrigante y emocionante a partes iguales. Dice la autora que sus dos primeras novelas empezaron con una frase y a partir de ahí, fue escribiendo sus historias. Fábregas tiene un estilo que atrapa y es capaz de hilvanar una historia que nos acompaña más allá del final del libro. Leo una crítica en El Cultural y me sonrío al ver cómo ciertos críticos no tienen ni idea de lo que es buena literatura. Laia Fàbregas ha sido traducida a no sé cuantos idiomas y en Holanda la consideran autora holandesa, pero aquí, para variar, seguimos encajonados en nuestros prejuicios literarios. No voy a contar nada de la historia. Voy a hacer como ella hace cuando escoge un libro. No lee la contraportada, no quiere saber demasiado, se deja guiar por la intuición. Quiero que estas breves líneas sirvan como esa pequeña intuición de la que ella habla. Estas líneas son mi personal invitación a que la leáis. Os tendrá atrapados un buen rato…

Nota: por cierto, a raíz de un personaje de esta novela Laia Fábregas se ha propuesto una iniciativa bastante original. En su web pide que le escriban cartas que jamás serán abiertas. Si os animáis, aquí tenéis su proyecto. Ya ha recibido más de 150. 





Laia Fàbregas. "Landen" from Canal-L televisión on Vimeo.

domingo, 24 de noviembre de 2013

De la maleta de Marta...


"Me lo dijo la policía: si te quiere matar, te va a matar”
(Entrevista a Marta Anguita, El País)


El viernes leí una de Las Contras más impresionantes que recuerdo. En La Vanguardia entrevistaban a Marta Anguita, una mujer impresionante que tuvo la desgracia de cruzarse un día con un tipo que le está haciendo aún la vida imposible tras vivir un infierno de muchos años. Esta noche emiten en la 2 "La maleta de Marta", un documental dirigido por Günter Schwaiger, que esperemos que pueda verse en línea, donde se cuenta su historia y la de los agresores en un programa de rehabilitación en Salzburgo. Digo yo que en vez de emitirse esto a las 12 de la noche, hubiera estado bien programarlo en prime time, pero estas cosas que pasan en este país... El ministerio austriaco ha decidido utilizar este documental en escuelas. Creo que vale la pena.






Coincide esto con que mañana es el Día internacional para la eliminación de la violencia hacia las mujeres. En Barcelona la plataforma contra las violencias de género culmina los días previos de actos en una manifestación que tendrá lugar a las 19h de Canaletas a Plaza Sant Jaume. Del 4 al 30 de noviembre en el espacio Francesca Bonnemaison podrá verse la exposición "Sus ojos".