sábado, 25 de octubre de 2014

miércoles, 24 de septiembre de 2014

El Sur llora a Adelaida García Morales

La autora de este intenso, claustrofóbico y fascinante relato largo, que comenzó a escribir en 1981 pero no se publicó hasta que Jorge Herralde decidió en 1985 aprovechar el tirón de la película homónima de Víctor Erice, editándolo en Anagrama en un volumen que incluía también su relato de fantasmas Bene, falleció en la madrugada del lunes de una insuficiencia cardíaca en Dos Hermanas (Sevilla), donde residía junto a su hijo mayor.
Aunque ha muerto sin apenas reconocimientos, García Morales fue una de las autoras españolas más influyentes de la segunda mitad del siglo XX y ella a veces saboreaba esa condición cuando, al teclear en Google su nombre, comprobaba cuántos expertos y amantes de la buena literatura se sentían en deuda con ella.  (Texto extraído de aquí)






Me entero por FB del fallecimiento de esta autora de la que se habló por aquí hace tiempo. Conservo intacto el recuerdo de haberla leído después de tantos años. Y en estos momentos, solo se me ocurre darle las gracias a esta señora que ya andaba totalmente olvidada...Dejo por aquí esas primeras líneas que abren "El Sur", líneas que siempre me ponen la piel de gallina por motivos varios...


Mañana, en cuanto amanezca, iré a visitar tu tumba, papá. Me han dicho que la hierba crece salvaje entre sus grietas y que jamás lucen flores frescas sobre ella. Nadie te visita. Mamá se marchó a su tierra y tú no tenías amigos. Decían que eras tan raro... Pero a mí nunca me extrañó. Pensaba que entonces tú eras un mago y que los magos eran siempre grandes solitarios.


domingo, 21 de septiembre de 2014

De la otra cara de la moda... Yves-Saint Laurent

Interesante película, aunque a veces se hace un pelín lenta. La vida del "otro" Yves-Saint Laurent, un genio maníaco-depresivo, inseguro y envuelto en un mundo de drogas. Esta es la versión oficial (dentro de poco se estrenará otra no oficial), la que ha dado la persona que quizá le conociera más: su pareja durante varias décadas. Vale la pena echarle un vistazo...

martes, 16 de septiembre de 2014

De Yasmina Reza en Barcelona...


“Mis orígenes son muy complejos”, cuenta. “Mi padre era judío de Samarcanda, nacido en Moscú. Mi madre es húngara y también judía. Tengo la herencia doble de los sefarditas y de los asquenazis. Sin embargo, ninguno de los dos era religioso ni interesado en las tradiciones. Mi familia era la quintaesencia de la familia cosmopolita, feliz de no estar cargada de raíces. Lo contrario de lo que la mayoría de la gente busca”. La falta de raíces, el sentirse un poco externa a la sociedad en la que nació (un suburbio de clase media de París), ha marcado su obra. A tenor de su éxito, habría que decir que de manera positiva, pero Reza lo considera irrelevante en su trabajo. “Todo es bueno para un escritor. Funciona con lo que tiene. El escritor no depende en absoluto del contexto. Para un escritor es buena tanto la guerra como la vida tranquila. De todos modos, por definición está mal adaptado”. (Extraído de aquí)


Me envía un mensaje una antigua compañera de facultad y me avisa de que esa tarde Yasmina Reza estará en el Institut Français. Casualmente estoy muy cerca de allí cuando recibo sus palabras, así que allá voy. Un anuncio de última hora. El Instituto Francés cree que va a venir poca gente, pero empiezan a llegar personas y personas y, sorprendidos, deciden cederle el auditorio principal a la autora. Voy por curiosidad: no soy muy seguidora de Reza. Leí un par de obras teatrales y no me entusiasmaron. Quizá las relea ahora. Yasmina, la autora-personaje, me ha intrigado mucho más.

Reza presentaba ayer su último libro ("Felices los felices"), un conjunto de relatos enlazados donde, al parecer, reflexiona sobre el amor y desamor y las parejas. Mi amiga me lo recomienda. Hay un personaje masculino que se cree que es Céline Dion. Al mencionarlo, el auditorio ríe. Lo conocen y reconocen. Parece que la obra ha gustado. Se ha llevado el premio literario de Le Monde y ha arrasado en Francia.

Vuelvo a Reza, y no a sus escritos. Y es que ayer Reza negó casi cada una de las interpretaciones sobre la lectura de la obra que le hizo el encargado de presentarla. La autora admitió que simplemente escribe como sabe: bebiendo del teatro, usando el presente, la primera persona, las frases breves, quitando toda la paja innecesaria. No sé hacerlo de otro modo. No sé escribir en tercera persona ni en pasado. No es falsa modestia. Simplemente escribo como sé... Sin plantearse nada de lo que las tesis literarias de universidad dicen que esconden sus textos...Son una estupidez, vino a decir...

Reza no sabía si sonreír, si ponerse seria o si improvisar respuestas sesudas ante el interrogatorio que su interlocutor le planteaba.... Había momento que incluso sufría por ella. Pero Reza seguía allí, hilvanando sus ideas y volviendo al ataque a responder una nueva pregunta. Aún así, ya digo, se quedaba a ratos como "interrumpida". Le faltaban las palabras exactas para intentar expresar lo que quería decir.  Seguramente para ella todo es más fácil sobre el papel, pintando a esos personajes de su "mundo paralelo"...
 

domingo, 14 de septiembre de 2014

De novedades literarias...

Paseo por cualquier librería y la "rentrée literaria" es apabullante. Dicen que las editoriales han recortado títulos pero no lo parece. Una ingente avalancha de novedades inunda estos días cualquier librería. Tristemente, pronto muchos de ellos desaparecerán. Los más afortunados de entre estos "desaparecidos" recalarán en alguna biblioteca. El resto irá a parar a librerías de saldos, ferias como la que se acerca ya del Paseo de Gracia u otros destinos ignotos...

Quiero por ello apuntar por aquí algunos de estos libros que he visto estos días y que me temo desaparecerán en breve. Os los dejo para que si os llaman, los adoptéis o acojáis en vuestra casa algún día... Aquí van:

"La comadrona" de Katja Kettu

Katja Kettu, una voz única dentro del panorama de las letras europeas, ha escrito La comadrona, una obra destinada a convertirse en uno de los clásicos de este siglo.
Laponia, 1944: hasta los rincones más inhóspitos de Finlandia llegan los ecos de la Segunda Guerra Mundial. Por las venas de la comadrona fluye la sangre de un padre comunista salvajemente represaliado. Desde su infancia vive aislada de una sociedad que la desprecia. Pero su mundo sufre un vuelco cuando un enigmático oficial alemán de las SS la descubre con un cordón umbilical entre los dientes: es la primera vez que alguien la mira de verdad. (Extraído de aquí)

Un thriller de un autor coreano que ha tenido un éxito internacional brutal. Sinopsis: "nos cuenta la historia de Watanabe Yuichi, un joven que ama los libros y que, a causa de la guerra, ha terminado como guardia en la cárcel de Fukuoka, en Japón. Es también la historia de un hombre cuya avaricia no conoce límites, de una niña que juega con su cometa y encuentra a un amigo inesperado, de un poeta cuyos versos deshielan corazones y de una biblioteca que esconde un terrible secreto".(Extraído de aquí). Más info aquí.

Otra novedad que me ha llamado la atención es esta... Os dejo la sinopsis de otra web: El impresionante debut de Helene Wecker narra la historia de dos criaturas sobrenaturales en el Nueva York de 1899. Chava es un golem, un ser hecho de arcilla al que dio vida un extraño hombre familiarizado con la magia negra cabalística. Cuando su amo muere a bordo en el trayecto transoceánico desde Europa, queda desorientada y a la deriva mientras el barco sigue su curso hasta el puerto de Nueva York. Ahmad es un genio, un ser de fuego nacido en el desierto de la antigua Siria. Atrapado en un viejo jarro de cobre por un hechicero beduino varios siglos atrás, es liberado por accidente en el taller de un hojalatero del Bajo Manhattan.

Y finalmente, dos clásicos de los que no hace falta hablar mucho...Sus portadas ya lo dicen todo..





.¿Qué haríamos sin Siruela? :) Felices lecturas otoñales... :)


sábado, 13 de septiembre de 2014

De lo nuevo de Atom Egoyan (The Captive)...



Leo las sinopsis por ahí de esta película y no se corresponden fielmente al argumento. Así que quizá sea mejor no ponerlas por aquí. Diré que la nueva película de Atom Egoyan trata de la desaparición y reaparición de una niña que fue secuestrada cuando tenía 8 años y al cabo de los años, sigue viva y presente en la vida de sus padres.

Leo por ahí que fue un fracaso en Cannes y las pocas opiniones por la red son claramente negativas. Egoyan, al parecer, no ha cumplido expectativas. La gente busca irremediablemente al autor de "El dulce porvenir" y "Exótica" y en esta cinta no lo encuentran. En cambio, yo sí lo atisbo. "The Captive", uno de los thrillers más poco convencionales y raros que he visto, tiene ecos de esas películas, sobre todo de la primera que cito. Ecos incluso musicales.



"The Captive" se parece un poco a "Prisoneros", pero su atmósfera es más sofocante. El frío de Canadá se ha colado en sus personajes y, aunque los saltos temporales confusos que plagan esta película, descolocan un poco, una vez pillado el hilo y el ritmo de la película, el relato acaba por merecer la pena y engancharte. Creo que Ryan Reynolds, Mireille Enos ("The Killing") y Rosario Dawson están más que bien y creo sobre todo que las críticas han sido bastante injustas.

Al menos a mí la peli no solo me ha gustado, sino que me ha gustado MUCHO... Aquí os la dejo...

jueves, 11 de septiembre de 2014

De diadas... Hart@s y cabread@s...

Muchas veces he estado tentada de escribir sobre el tema... Pero he intentado autocensurarme. Cada vez creo más que los radicales, que están en un lado y el otro, y en números iguales, no escuchan. Durante meses he optado por el silencio y por morderme la lengua.... No os fácil, ya os lo digo. Sobre todo para alguien como yo, a quien le gusta compartir e intercambiar puntos de vista. Pero repito: me he dado cuenta de que la frustración y las emociones nunca llevan a buen puerto y en este juego ganan la partida. Las emociones últimamente se imponen a la razón, al 'seny', que en teoría deberíamos tener los catalanes. Las emociones inundan medios de comunicación, redes y ánimos ahogados por muchas cosas, entre ellas, la crisis.

Soy plenamente bilingüe y siempre he disfrutado de ello, orgullosa de tener dos culturas en vez de una. Desde hace un par de años ya no siento lo mismo. He vivido situaciones surrealistas que quizá algún con ánimo contaré. Desde hace ese par de años más o menos me siento harta y cabreada. Un poco como Carles Francino en su editorial de hoy. Sus palabras me han animado a escribir estas cuatro líneas y a compartirlas por aquí... Feliz diada/Feliç diada... Mañana volveré a autocensurarme...