jueves, 31 de marzo de 2011

De gritos y flores...


Cuando era pequeña, hubo una época en que intenté por todos los medios partirme la voz. Quería hacer acordes, reducirme la garganta a astillas de armonía, floridas como un campo, pues así lo veía yo. No parecía descabellado. Se me antojaba que con algo de concentración y una vigorosa bocanada de aire quizá pudiera poblarme, desencadenar a la muchedumbre de mi laringe, dar a luz, liberar todos los modos y matices, a todos los habitantes místicos y encantadores de mi discurso mental. Por las tardes, a solas, dejaba atrás el jardín y las zarzamoras, sorteaba los cebollinos coronados de lavanda y los esbeltos espárragos, rebasaba los girasoles inclinados por los ciervos o por una helada fuera de temporada y atravesaba el pequeño barranco cubierto de hierba hasta llegar al prado que se extendía mucho más atrás de la casa. O bajaba por la carretera hasta el solar vacío cercano a la Reserva Naval, donde en invierno descargaba el quitanieves del pueblo y en verano los chicos jugaban a la pelota. Paseaba la vista por las flores silvestres, el humus de las hojas y el pantano, el musgo primaveral que verdeaba en las piedras o las montañas apelmazadas de nieve negra recogida de las calles, según la estación que fuera -tuviera los mitones incrustados de hielo o las manos mugrientas de marisma-, y desde el fondo de la laringe enviaba una parte de mi voz hacia el horizonte y otra derecha hacia el cielo. Debía de llevar dolor dentro. Quería aullar, volar y despedazarme.
(Fragmento de El hospital de ranas, Lorrie Moore)


Little Scream- The Heron & The Fox

miércoles, 30 de marzo de 2011

Escuchando hoy a... The Contours

He visto... Howl




... Y es lo más parecido a una lectura de poesía en cine... O sea, que si no sois de ir a muchos recitales poéticos, yo me la ahorraría :)

Pero bueno, a mí me ha parecido interesante esto de conocer la historia del famoso poema de los 60... Bella estéticamente, pero sin superar a la peli de Serge Gainsbourg, con la que guarda ciertos parecidos.

Y además, toda una sorpresa ver a J. Franco en este papel. Sin emocionarme en exceso, una peli para los realmente interesados en la figura de Allen Ginsberg y que además quieran ver a algunos buenos actores (como el prota de Mad Men) en la pantalla grande...

Por lo demás...no creo que vaya a pasar mucho a la historia, aunque las imágenes del cómic son geniales :)

lunes, 28 de marzo de 2011

Dreams Agency...

Imagen: Voice of the Beehive

Poema de Sara Herrera Peralta

Dreams agency

Cantamos y maldecimos los días de hambre,
de hambre y de Nocilla,
teniéndolo todo y no teniendo nada.
Cantamos creyendo en el paraíso
de una playa desierta con palmera inclinada,
el olor salado y el sonido de las olas,
cabalgando.
Testimoniamos los hechos.
Y quizá, algún día, sepamos por qué las colas son largas
en el Corte Inglés -una vez que hemos comprado ya
el papel higiénico, el arroz y los huevos-,
en la agencia de viajes.
Un billete, por favor.
Un billete para ir a algún sitio,
no importa dónde, lejos del barrio.
Cuando cantemos creyendo que el paraíso existe,
que de verdad hay una playa
y una isla desierta
y un cocotero
y una palmera,
cuando cantemos, por fin, convencidos
de que el paraíso existe,
los dioses serán menos,
ya no tendremos tantos sueños.
(Provocatio)

jueves, 24 de marzo de 2011

De Emilio Duró... (y 2)

Para quien se lo perdiera...

De la princesa inca...


El otro día paseando por una librería, me topé con este poemario. Pasé de largo. Hoy, de nuevo en La Contra de La Vanguardia, me lo vuelvo a topar. Y ya no paso de largo. Os dirijo al post de J.A. Barrueco para leer un poema que puso en su blog y a la princesa, le copio y comparto sus lúcidas palabras...

Hay mucha gente que está como una puta cabra... pero sin diagnosticar. Y dirigen diarios, teles, bancos, clubs de fútbol, países...

¿Cómo le ayuda la poesía?
¡Es mi mejor refugio! El poeta puede decir “la luna me mira” o “la noche me habla” sin que por ello le encierren... La poesía es vecina de la locura, pero como es sólo poesía... no te encierran, ja, ja. ¡Es mi mejor terapia!





lunes, 21 de marzo de 2011

La Semana de Kosmopolis...


Kosmópolis no mira adelante; va por delante.El festival literario volverá a demostrar que es pionero en eso de cartografiar la literatura contemporánea del 24 al 26 de marzo en el CCCB. Manejarán el compás y cartabón Ian McEwan presentando Solar y en diálogo con Jorge Wagensberg; Enrique Vila-Matas hablando con Eduardo Lago sobre Nueva York y Barcelona, y la tunecina Sihem Bensedrine con el árabe Rizvi Kabani, analistas de la ola de cambios que empezó Wikileaks y continuó con las revueltas árabes. (Extraído de ADN)


Muucha gente trabajando para poder hacer posible lo que culminará esta semana en Kosmopolis. Autor@s como Ian McEwan, Magris, Vila-Matas, Joan Margarit, Kiko Amat, Jordi Puntí, Alessandro Baricco o Jane Teller se pasarán por la edición de este año. Más aquí.

viernes, 18 de marzo de 2011

Hoy se estrena... Nunca me abandones


Y todo lo que leo son críticas negativas... Pues a mí me gustó (y bastante). Y la frialdad que desprende la cinta tiene mucho que ver con la frialdad de la fantástica novela de Kazuo Ishiguro. Creo que es una traslación más que correcta del texto original. Su director es Mark Romanek, que hizo otra peli bastante interesante: Retratos de una obsesión. Si la veis, espero vuestras opiniones. ¡Buen fin de semana!

jueves, 17 de marzo de 2011

Escuchando hoy a... Joy Fleming

A veces una cree que ya no le va a sorprender nada...pero noooorrr, aún quedan tantas cosas por ver y tant@s impresentables con quien toparse. Menos mal que tengo vídeos como éste para compensar ciertos cabreos y la imaginación para trasladarme a parajes bucólicos como éste...



Nota: Canciones tirolesas (o sucedáneos)...Creedme, un mundo por descubrir en Youtube :-)

miércoles, 16 de marzo de 2011

Escuchando hoy a... Laura Lee

La Trieste de Magris...


Recuperando el espíritu de la serie «Las ciudades y sus escritores» que el CCCB inició hace unos años, esta muestra invita a descubrir la ciudad de Trieste a través del escritor triestino Claudio Magris y sus libros. Trieste es una ciudad fronteriza, mezcla de lenguas y culturas: italiana, germánica y eslava. Su ubicación geopolítica única ha determinado su talante a lo largo de toda la historia hasta el presente. La ciudad italiana también es conocida y reconocida porque allí nacieron o vivieron algunos de los escritores e intelectuales más importantes de los últimos siglos: Italo Svevo, Umberto Saba, Rainer Maria Rilke, Scipio Slataper, James Joyce… (extraído de aquí)


Da igual que nunca se haya leído a Magris para poder disfrutar de esta excelente exposición. Tenéis tiempo hasta julio pero la verdad, si andáis cerca de BCN, no os perdáis esta expo que consigue que uno se imagine paseando por Trieste: un lugar que atrajo a multitud de escritores y que tiene un halo (¡y viento!) bastante especial... Enhorabuena al CCCB por crear esta magnífica muestra. Y gracias personales a Eva (!)


martes, 15 de marzo de 2011

La Cenicienta que no quería comer perdices...

Me acaba de llegar este vídeo y se solicita difusión. Lo han hecho en un Instituto. Aquí lo dejo. Por si le sirve a alguien. Espero (y creo) que sí.




Cuento de "La cenicienta que no quería comer perdices", leído por los profesores del IES Profesor Pablo del Saz de Marbella (Málaga, España). Texto: Nunila López Salamero. Ilustraciones: Myriam Cameros Sierra. Música: Yann Tiersen. Voces: Claustro de profesores del IES Profesor Pablo del Saz. Dirección y montaje: Elena García Corbacho.

De Mónica del Raval...


He visto la película, salir del cine con la sonrisa en los labios después de ver la vida tal y como es, no es cosa fácil. Y no es cosa fácil en el cine español encontrar oficio, realidad, diversión,…Puede asustar la palabra “documental” pero ya quisieran muchos largos de ficción ser como este documental. Creo que hay que verla. (C. López en La Butaca)

“Mónica del Raval”, un film entre el documental y la creación, presenta el autorretrato lúcido y descarnado, no exento de ironía y sarcasmo, de una chica original de La Mancha, que llegó a Barcelona hace 20 años y que, durante todo este tiempo, ha estado ejerciendo la prostitución callejera en el barcelonés barrio del Raval. (Extraído de La Butaca)


El otro día descubrí esta peli. Empecé a verla y me quedé enganchada. A quienes hemos recorrido las Ramblas más de una y más de dos veces, nos suenan ciertos rostros. Uno de ellos es el de Mónica. Un rostro llamativo y difícil de olvidar al que este documental pone nombre y apellidos, voz y biografía. Una auténtica joya que nos abre los ojos a todo un mundo. Un personaje que, como no, también es persona y Francesc Betriu se encarga de descubrir. La peli puede verse aquí, en Culture Unplugged, donde podréis ver muchos documentales más. No os la perdáis...


viernes, 11 de marzo de 2011

Escuchando hoy a... Los locos del ritmo

¡Viernes! ¡Por fiiiiiiin! ¡Buen fin de semana! :-)

jueves, 10 de marzo de 2011

De estupideces...



Reproduzco vilmente esta entrevista que acabo de leer y publicada hoy mismo en La Vanguardia. La pongo por aquí porque creo que vale la pena dedicarle unos minutillos. De toda la entrevista, me quedo con la pregunta final. Intento aplicarla en mi día a día, aunque a veces no resulte fácil. Me encanta el concepto de 'ruido', que puede abarcar tantas cosas... desde pensamientos hasta personas, pasando por situaciones repetidas sin cesar. Espero que os guste.


Si alguien repite una estupidez el suficiente número de veces, acabará considerando que esta actitud es lo normal, la defenderá y la incorporará, definitivamente, en su día a día. (Entrevista extraída de La Vanguardia)

"Coleccionamos excusas para sentirnos infelices"
Paz Torrabadella, psicóloga, autora de 'Estupidez emocional'


La felicidad como objetivo funciona mal. Toda vida tiene una dosis de sufrimiento ineludible como la frustración, la enfermedad y la muerte. Decirle a un niño que tiene como objetivo ser feliz es estafarle.

¿Entonces, qué hay que decirle?

Que la felicidad sucederá, pero que no es la norma. Lo cabal es saber y aceptar el sufrimiento inevitable (porque mucho sufrimiento procede de no aceptarlo), y evitar al máximo el innecesario. Estamos siempre coleccionando excusas para ser infelices.

Sí, qué estupidez.

Todo el sufrimiento inútil que padece el género humano, y que es mucho, procede de la estupidez emocional: falta de empatía, intolerancia a la frustración, crítica gratuita indiscriminada, victimismo, autodesprecio, envidia, compulsión, obstinación, agresividad, adicción a la infelicidad...

¿La estupidez engendra todas esas cosas y se alimenta de ellas?

Sí, pero una vez la detectas y reconoces, puedes prevenirla. Lo primero que hay que saber es que nadie está exento de ella, todos cometemos estupideces alguna vez.

Bien, mensaje recibido.

La estupidez es muy común. Como sociedad la vemos en las guerras o en la destrucción del planeta; en la familia, cuando nos atacamos psicológicamente o somos poco empáticos, y eso lo veo mucho en terapia de pareja: uno se queja del otro, cuando con pensar en el otro todo se solucionaría.

¿El estúpido se sabe estúpido?

Por naturaleza la estupidez se blinda, el estúpido emocional se especializa en criticar, ve la estupidez ajena y se concentra en ella: es más cómodo. Son personas rígidas en su pensamiento que se mueven en dicotomías del tipo bueno-malo, y muy susceptibles.

¿La estupidez aumenta con la práctica?

Sí. Para justificar una estupidez se suele incurrir en otra, y es muy contagiosa.

¿?

Si respondo a un bocinazo (una estupidez, porque está generando un sentimiento negativo), me estoy contagiando de su estupidez.

Entiendo.

La única manera de no contagiarse es reconociéndola. Debería existir la asignatura de estupidología, porque dedicamos muy poca energía a un fenómeno que condiciona nuestras vidas y sociedades.

No me parece una idea descabellada.

La estupidez es irracional como la crítica gratuita. Yo diría que tanto critica una persona a los ausentes, tanto está instaurada en la estupidez. Y hay grandes mentes muy estúpidas que siembran a su alrededor sentimientos negativos innecesarios.

¿Cómo detectarla?

Cuando causamos o padecemos un sufrimiento inútil. Por ejemplo, el hombre o la mujer que ante una separación utiliza a sus hijos en contra del otro haciendo sufrir a todo el mundo. Semejante estupidez hay que reconocerla y evitar entrar en una escala de estupideces.

Deme claves.

La conciencia de los propios sentimientos, darse un espacio para observar los pensamientos, porque si soy consciente de cómo me siento puedo controlar.

El autocontrol es difícil.

Una gran herramienta es compartir, poder poner en común temas personales con otros. Es impactante ver como terceros pueden intuirte y darte buenos consejos. Somos mucho más transparentes de lo que creemos, lo que pasa es que nos han enseñado a desoír esa inteligencia intuitiva, lástima, porque todo eso que no se dice es más importante que lo que se dice.

¿El autoengaño es la mayor estupidez?

Sí, y contra eso sólo podemos autoeducarnos día tras día. Albert Ellis, creador de la terapia racional emotiva, decía que todo el sufrimiento humano procedía de las ideas irracionales que no son más que exigencias: “Los demás tienen que comprenderme...”.

Pero la cosa funciona al revés...

Exacto, para los demás nuestros problemas son de una levedad inconmensurable. Hasta que aceptamos esto, nos vamos neurotizando cada vez más.

Solemos ser víctimas de nuestra propia manera de pensar.

Sí, nos tomamos muy en serio. Además, nuestra colección de excusas para sufrir se retroalimentan. La verdadera causa de la perpetuación de cada discurso es que se obtiene algo de él aunque sea insatisfactorio, por ejemplo: que las cosas me vayan mal me permite seguir quejándome.

Hablemos de la paradoja: si persigues el sombrero, él insiste en irse volando.

Así son las relaciones humanas: es nuestra pretensión la que genera el problema. Nuestra propia insistencia genera la reacción contraria. Pero la paradoja es la base del humor, y la estrategia más inteligente y airosa de superar una forma de relacionarse estúpida es el sentido del humor.

¿Se le ocurre cómo cultivarlo?

Estando con personas que lo tienen, porque el sentido del humor es un deporte de dos.

Hay quien teme pasar por estúpido.

Tolerar algo no significa que nos parezca bien, sino sencillamente que sabemos que sucede y mientras sucede no lo negamos.

¿Qué pregunta debo hacerme a diario?

Cuánto hay en mi vida que estorba o enmaraña: pensamientos, costumbres, ruido. Alexander Lowen decía que la felicidad es la conciencia de la propia mejora.



Stupidity Tries - Elliot Smith

miércoles, 9 de marzo de 2011

Escuchando hoy a... Joan As Police Woman

Para los suertudos que la verán en el Apolo...



martes, 8 de marzo de 2011

Escuchando hoy... música en el aeropuerto

4-marzo-2011
Girls Just Wanna Have Fun

De chicasss y sombreros rojos....


Sirva este día para recordar....

A las jóvenes...

The Girl Effect

Y a las no tan jóvenes... (y a tantas muchas otras...)

ADVERTENCIA (Jenny Joseph)

Cuando sea una mujer mayor, vestiré de morado,
con un sombrero rojo que ni vaya a juego ni me quede bien
y gastaré mi pensión en brandy y guantes de verano
y sandalias de raso, y diré que no me llega para mantequilla.
Me sentaré en la acera cuando esté cansada
y engulliré muestras en las tiendas y apretaré los botones de alarma.
Y pasaré mi bastón por las barandillas
y compensaré la sobriedad de mi juventud.
Saldré a la calle en zapatillas cuando llueva
y recogeré flores de los jardines de otros.
Y aprenderé a escupir.

Puedes llevar camisetas horribles y ponerte gorda,
y comer tres libras de salchichas de golpe.
O sólo pan y pepinillos durante toda la semana.
Y almacenar bolígrafos y lápices y posavasos y cosas en cajas.

Pero ahora tenemos que tener ropa que nos mantenga secas,
y pagar la renta y no maldecir en la calle.
Y ser un buen ejemplo para los niños.
Debemos tener amigos a cenar y leer los periódicos.

Pero ¿tal vez debería practicar ahora un poco?
Así la gente que me conoce no se extrañará ni se sorprenderá
cuando de repente sea mayor y comience a vestir de morado.

Poema en inglés
Jenny Joseph (nacida en 1932) es una poetisa inglesa. Su poema más conocido me parece una oda preciosa a la excentricidad a cualquier edad.
Este poema inspiró la creación de la Red Hat Society en EEUU, con el objetivo de inspirar la excentridad, la imaginación, la diversión, la amistad y las redes sociales de mujeres de mayores de 50 años. Incluso Marge Simpson, en un capítulo, se convirtió en miembro de este club, cuyo distintivo es, precisamente, el sombrero rojo
(Explicación extraída de aquí)

lunes, 7 de marzo de 2011

Esperando el Apocalipsis...



Imagen extraída de aquí

Necesito un Apocalipsis o, por lo menos, unas vacaciones.
(El año de la plaga, Marc Pastor)

Cuando empecé a leer opiniones en la Red sobre este libro, no encontré ninguna negativa. Es más, todas eran entusiastas. El año de la plaga es la última novela de Marc Pastor y la verdad es que no defrauda. Adictiva, trepidante, bien escrita, llena de referencias pop y cinéfilas... La historia se sitúa en una Barcelona preapocalíptica y es una reescritura de La invasión de los ultracuerpos. Realmente recomendable. No se encuentran muchos libros que aúnen tan bien calidad y entretenimiento. Su anterior novela (La mala dona/La mala mujer) sobre la vampira de la calle Poniente de Barcelona ya está esperando turno en mi lista de lecturas...

Y en la BSO de esta novela (entre muchas otras)...






Reseña de La Bòbila

viernes, 4 de marzo de 2011

Escuchando hoy (medio dormida) a... Caitlin Rose


Sube la persiana, dijo Harry, de pronto con voz clara, despabilada, como si dormir y despertar no fueran para él cosas distintas, como si pudiera pasar velozmente del mundo de los sueños al de la vigilia sin ninguna interrupción en la pista sonora de la conciencia, con sólo un aleteo de sus delgados párpados. (La noche del cazador, Davis Grubb)

Caitlin Rose

miércoles, 2 de marzo de 2011

Tengo ganas de ver... Distrito 14

Desde siempre, como verán, me ha gustado jugar al escondite... Si era con trampa, mejor.
'Alas' sólo podía haber sido una película, nunca un libro ni una obra teatral. Ni siquiera una canción (que es lo más parecido que se me ocurre). Nació cine, fue creada para ello. La mayor preocupación era inventar un mundo aparte, esencial y diferente. Un pequeño universo con un color, una luz y un decorado propios y reconoclibes que aislara a los personajes y ayudase a crear la magia. Esa magia real sin la que me negaría a contar historias (Juanma Bajo Ulloa)

Lo bueno del paso del tiempo es que siempre ayuda a redescubrir tesoros y a poner las cosas en su justo sitio. Como Alas de Mariposa, peli que no había visto hasta hace pocos días y me tiene totalmente fascinada. Música incluida. La edición coleccionista permite ver a esos ojazos de la niña protagonista convertidos ahora en adultos. También permite leer textos sobre lo que supuso la peli, para el director Julio Medem o para su mismo autor, Juanma Bajo Ulloa. De éste, sigo empeñada en ver lo que de momento ha filmado. Y entre su filmografía, encuentro el tráiler de este documental de Distrito 14. No lo encuentro por ninguna parte. Pero seguro que doy con él un día de estos. El paso del tiempo es lo que tiene. Los tesoros terminan por aparecer...



Soñando otra vez - Distrito 14