jueves, 30 de septiembre de 2010

De Vila-Matas en la Fuster...


Imagen extraída de aquí

Un escritor es una intuición, y supongo que existen tantas intuiciones como maneras de seguir esa huella del aire en que termina convirtiéndose cada uno al abordar el trabajo de la escritura, que es el arte de la transformación. Porque escribir es transformarse. Como si la figura pública del escritor no fuera más que un indicio de la progresiva y ciega disolución en el esfuerzo de nadar de noche en busca de la otra orilla donde aletea un espejo. (Roberto Brodsky)

Estábamos charlando en la puerta cuando apareció a lo lejos Vila-Matas, aproximándose ya a la Biblioteca Jaume Fuster. Decidimos agilizar el paso porque de repente vimos la enorme cola que se estaba formando. Increíble. No pensé que iba a haber tanta gente. Al poco, empezó el acto. Con la excusa de presentar ‘Perder teorías’, la otra cara de Dublinesca (que aún no he leído), Ada Castells iniciaba una charla que iba a ser divertida, amena y sobre todo, muy interesante. Aprovechando la frase que dijo un día el autor, donde confesaba que usaba el catalán para decir verdades y el castellano –se supone- para no decirlas, el coloquio fue alternando ambos idiomas y risas con ello. El juego dialéctico estaba servido, y ficción y realidad se mezclaban, como en sus novelas. A lo largo de una estricta hora, Vila-Matas habló de sus últimos libros, de Auster, de su curioso método para inventar citas y los problemas que le ha generado a algunos de sus traductores, de la importancia de la intuición en un escrito... hablando, hablando, ¡habló hasta del horóscopo! Todo entre ironías y magníficas perlas... ¡Qué ganas de leer Dublinesca!

Más aquí:
Satamalive Blog (Gracias por el enlace)
Borra el humo de tu frente

martes, 28 de septiembre de 2010

domingo, 26 de septiembre de 2010

El perro...

Imagen: Mark Ryden

No sé qué estaba haciendo ahí a esas tempranas horas de un sábado. Bueno, sí lo sabía. Era un día importante y estaba nerviosa. Tras cruzarme por enésima vez con X, empecé a pasear por esa zona hasta que llegara la hora. Anduve y anduve, y cerca se vislumbraba un parque. Ahí que me fui. Justo antes de entrar, vi cómo un perro correteaba obediente hacia su dueño que caminaba cerca. Admirada (¡mis perros no son tan obedientes!), sonreí. En ese momento, el animal vino hacia mí y me siguió conforme me adentraba al parque. Su cuidadora se iba acercando también. Una chica guapísima, de acento extranjero, cuyo cometido era pasear al animalillo tres veces al día, según me contó luego. El dueño no daba crédito: míralo, míralo. Y el perro seguía conmigo, con la cabeza acomodada en mi regazo y el resto del cuerpo tumbado en el banco. ¿Te has perdido? Me dijo el dueño, un hombre mayor y con pinta de adinerado. No, contesté sorprendida. Es que nunca te he visto por aquí. Tengo perros y por eso, se habrá venido conmigo, le dije, intentando evitar ese inicial intercambio de frases, tan familiar y que conduce seguro a que alguien me cuente su vida. El perro no atendía ahora a las órdenes. Su obediencia se había esfumado. Ahí seguía y el hombre sorprendido empezó a insistir para que la cuidadora nos tomara una foto. Sin capacidad de reacción a esas horas (y a ninguna, ¡vaya!), no supe cómo negarme. Sólo le pedí que no la colgara por ahí. Pero quien sabe, todo es público y todo es privado. Como estas palabras recreadas que recuerdan esta anécdota real acaecida ya hace unas semanas. El hombre se fue y se excusó por irse tan aprisa. Me dijo el porqué. Cara de sorpresa (ahora, mía). Me indicó la forma de contactarle por si recalaba otra vez en ese parque. Seguía con la sorpresa en los ojos. Su enorme perro permanecía inmóvil junto a mí, sin ninguna intención de moverse de mi lado, ajeno a sus órdenes. Al minuto, la cuidadora rumana hizo otro infructuoso intento. Me dio tiempo incluso a charlar con ella y me dio la impresión de que era una chica muy desgastada por la vida. Su trato era serio, hosco casi, pero en algún microsegundo también sonrió. Pasaron los minutos y ya casi llegaba tarde a mi cita. Miré a B y como si me entendiera, movió la cola y se hizo a un lado. Le pedí a la chica que me mandara la foto que había captado en su móvil, pese a intuir que no lo haría. Así fue. Salí del parque, tiré en una papelera el papel que me había dado el dueño y me encaminé a donde debía. Enseguida tuve la sensación de que no iba a volver nunca a ese parque. Y enseguida también, me recordé cómo en pocos minutos y en cualquier sitio, pueden pasarte cosas agradablemente inesperadas. Cosas tan inesperadas como, por ejemplo, que te llegue de sopetón el afecto de un perro, en una mañana difícil de sábado, en medio de un parque desconocido.

Florence and The Machine - Dog Days Are Over

sábado, 25 de septiembre de 2010

De Ana Juan y blogs maravillosos...


Ayer le dieron el Premio Nacional de Ilustración a Ana Juan, una ilustradora que no conocía y que me parece realmente interesante. Ha ilustrado para muchas publicaciones, entre ellas The New Yorker y tras visitar su web, creo que tiene un estilo personalísimo, a veces luminoso, a veces oscuro. Todo un descubrimiento (!)

Como descubrimiento también ha sido toparme con este maravilloso blog: Mira y calla, un lugar donde perderse e investigar en las múltiples propuestas que nos regalan sus autores. Me ha encantado y me hago fan desde hoy... Esta es una de las joyitas que nos deja...

35 mm, un corto sobre películas famosas del cine, resumido mediante ilustraciones...
Pascal Monaco


jueves, 23 de septiembre de 2010

De cambios de estación...


ÉRASE UN NIÑO QUE SE LANZABA A LA AVENTURA

Érase un niño que se lanzaba a la aventura todos los días,
Y en el primer objeto que miraba y aceptaba con
asombro, piedad, amor o temor, en ese objeto se
convertía,
Y ese objeto se hacía parte de él durante el día o una
parte del día... o durante muchos años o largos ciclos de años [...].

(Fragmento de Hojas de Hierba, Riachuelos de otoño, Walt Whitman, traducido por Manuel Villar Raso, Ed. Alianza). El resto aquí.

M. Ward

martes, 21 de septiembre de 2010

De rarezas por descubrir...


No quiero que se me pase el mes de septiembre sin recomendaros el último número de la revista de cine Dirigido por. Hacía mucho que no la compraba, pero cuando vi que tenía un especial dedicado a las películas raras de culto (rare cult movies), no me pude resistir. La mayoría de las reseñadas ni me sonaban. Otras, ligeramente. Internet hará el resto si os ponéis a buscarlas. El estudiante de Praga, La Atlántida, El legado tenebroso, The Monolith Monsters,The Devil Commands, La torre de los siete jorobados... y otras más, podréis encontrarlas en este dossier que continuará (!) en octubre. Una delicia, taaaantas rarezaaas por descubrir.
Casi taaantas como las que os esperan si os dais una vuelta por la Feria del Libro de Ocasión y Viejo que, como es habitual, se instala en Paseo de Gracia (hasta el 3 de octubre). Este año la verdad vale la pena. No sé si es la crisis pero se pueden encontrar auténticas joyas a precios de risa (2 o 3 euros, 5 euros...). En fin, que tiempo para aburrirse queda poco y el que queda, mejor disfrutarlo a tutiplén y con buena música, si puede ser...

Con Wanda Jackson otra vez, por ejemplo (!)


lunes, 20 de septiembre de 2010

De rockabilly...


Creí que lo que estaba viendo no podía ser cierto... ¿Japoneses rockabilly? Pues sí, aparte de americanos, franceses y toda una serie de seguidor@s de todo el mundo ataviados con tupé y pañuelos rojos a topos. Estaba en Calafell, rodeada de maravillosos tatuajes, pinups y rockers, en un Festival que dura ya unos añitos y que convierte a esta ciudad por unos días en la cuna del rockabilly... ¡Una experiencia!

Aquí os dejo un vídeo que he encontrado con dos de los reyes del rockabilly, Carl Perkins y Jerry Lee Lewis
¡A empezar bien la semana!




Y aquí, añitos después, Carl Perkins marcándose un tema con George Harrison

sábado, 18 de septiembre de 2010

viernes, 17 de septiembre de 2010

Empuñando el pincel...


Era un descrédito tremendo que, siendo una representante del sexo femenino, siguiera allí completamente muda. Había que decir... ¿qué era lo que se decía? ¡Ah, señor Ramsay! ¡Mi querido señor Ramsay! Eso sería lo que aquella amable anciana que tomaba apuntes, la señora Beckwith, hubiera dicho instantánea y acertadamente. Pero no. Allí seguían, aislados del resto del mundo. La inmensa compasión que sentía por sí mismo, su ansia de que se le compadeciera brotaba y se extendía en charcos a los pies de Lily, y todo lo que ella hacía, miserable pecadora que era, consistía en recogerse un poco la falda en torno a los tobillos, no fuera a mojarse. Allí siguió, en completo silencio, empuñando el pincel.
(Virginia Woolf, Al faro)

The Dead Brothers


Moriarty

jueves, 9 de septiembre de 2010

... Up In The Clouds...


Con musiquilla de fondo y embelesadada con Audrey Kawasaki... Nos leemos en unos días (!)

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Despertando...



...y aún abriendo los ojos...

martes, 7 de septiembre de 2010

De cositas en el horizonte...


Ha llegado septiembre y con él muchas cositas que se presentan en el horizonte. ¡Qué ganas! Estoy contenta, emocionada y expectante ante lo que se avecina. Y para acabar de rematar la cosa, me encuentro en youtube maravillas como ésta. Vídeos que me disparan la imaginación y hacen que me pregunte sobre qué andarán cantando estos chicos rusos (?). Disfrutadlos... y si es con una sonrisa, mejor :)

Porque lo importante no es hacerlo todo bien, lo importante es ponerse a ello, HACERLO y divertirse al intentarlo...

Imagen:
Lisa Petrucci



sábado, 4 de septiembre de 2010

La combinación perfecta...



Hace unos días el destino quiso que me topara con este libro... No pude resistirme... Una de mis artistas y una de mis historias favoritas juntas... La combinación perfecta.
Más aquí




Escuchando hoy a ... Lucy Schwartz

El youtube tiene auténticas sorpresas... Buscando algo totalmente ajeno a lo musical, me he topado con este vídeo de una cantante holandesa, Lucy Schwartz, aunque para mí será a partir de ahora la doble de Zahara... :)

viernes, 3 de septiembre de 2010

Escuchando hoy a... L.A.



Gracias Patry, por esta regalo-recomendación también, una banda mallorquina que no conocía (!)

He visto... El secreto de Kells


Gracias a Paymon por su recomendación. Una auténtica maravilla animada. ¡No os la perdáis!



El Libro de Kells es un manucrito ilustrado con motivos ornamentales, realizado por monjes celtas hacia el año 800 en Kells, un pueblo de Irlanda. Más aquí.