jueves, 30 de septiembre de 2010

De Vila-Matas en la Fuster...


Imagen extraída de aquí

Un escritor es una intuición, y supongo que existen tantas intuiciones como maneras de seguir esa huella del aire en que termina convirtiéndose cada uno al abordar el trabajo de la escritura, que es el arte de la transformación. Porque escribir es transformarse. Como si la figura pública del escritor no fuera más que un indicio de la progresiva y ciega disolución en el esfuerzo de nadar de noche en busca de la otra orilla donde aletea un espejo. (Roberto Brodsky)

Estábamos charlando en la puerta cuando apareció a lo lejos Vila-Matas, aproximándose ya a la Biblioteca Jaume Fuster. Decidimos agilizar el paso porque de repente vimos la enorme cola que se estaba formando. Increíble. No pensé que iba a haber tanta gente. Al poco, empezó el acto. Con la excusa de presentar ‘Perder teorías’, la otra cara de Dublinesca (que aún no he leído), Ada Castells iniciaba una charla que iba a ser divertida, amena y sobre todo, muy interesante. Aprovechando la frase que dijo un día el autor, donde confesaba que usaba el catalán para decir verdades y el castellano –se supone- para no decirlas, el coloquio fue alternando ambos idiomas y risas con ello. El juego dialéctico estaba servido, y ficción y realidad se mezclaban, como en sus novelas. A lo largo de una estricta hora, Vila-Matas habló de sus últimos libros, de Auster, de su curioso método para inventar citas y los problemas que le ha generado a algunos de sus traductores, de la importancia de la intuición en un escrito... hablando, hablando, ¡habló hasta del horóscopo! Todo entre ironías y magníficas perlas... ¡Qué ganas de leer Dublinesca!

Más aquí:
Satamalive Blog (Gracias por el enlace)
Borra el humo de tu frente

9 comentarios:

Carlos dijo...

¡Hay que leerla!

Y muchas gracias por el resumen de la velada. A ésta llegué tarde pero la próxima no pienso perdérmela. Enrique Vila-Matas le da un nuevo valor a la locura: el de poder reunirnos.

¡Muchos besos!

Houellebecq dijo...

Yo estuve el otro día en esa charla y fue genial. No esperaba disfrutarla tanto. Dicen que es un escritor muy tímido pero se defiende magníficamente en vivo y en directo. Y qué bien respondió a muchas de las tonterías que le preguntó el público. "Dublinesca" me resulta muy entretenido de leer. Para los que hemos leído bastante es más interesante leer sus referencias que las de una revista literaria. Vila Matas, al margen de las cosas negativas que se cuenten de su persona, es un escritor muy interesante.

sylvia dijo...

Me encantó la charla y su manera de contar las cosas. Y en cuanto a las preguntas del público, demostró un saber hacer fantástico, usando la palabra (y el gesto) con respeto total. Creo que todo el mundo merece un respeto pregunte lo que pregunte, con más o menos acierto si lo hace educadamente, y Vila-Matas demostró con creces su buena educación, que no tiene nada que ver con los libros... Supo, como bien dices Houellebecq, manejarse muy bien pese a su timidez... vaya, el auditorio se marchó más que satisfecho, creo yo... :)

Evánder dijo...

Me alegro de que disfrutaras tanto. Genial.

Anónimo dijo...

Yo lo leí y es cierto que me gusta cómo cita a autores y cómo describe Dublin , pero confieso que no me entusiasmó mucho, es el único que he leido de él , quiza pruebe con algún otro...!

recomendaciones??

Saludoooos

Alice

Francis Black dijo...

Las preguntas fueron muy divertidas el chico de los horarios de escritura era un tío con un sentido común alucinante. Del fondo de la conversación me intereso mucho la idea de la escritura como algo positivo alegre, para mi Vila-Matas representa la Alegría del Serio en contra de mucha literatura que es la Solemnidad de Inconsistente y esto creo que se toco en varias ocasiones. El juego del idioma me pareció una forma lúdica de tratar un tema sacralizado en muchas ocasiones, convertido en un problema.
Por último la obra como un todo, no un escritor de libros solitarios, sino la idea de tejer una obra tratando temas diferentes con enfoques y personajes dispares, libros con ideas potentes detrás y relacionado con otros escritores que citados en diversos libros van creando una especie de canon personal, algo que hace también Pitol en sus libros, la conciencia de que son parte de una tradición.

sylvia dijo...

Pues...Evánder y Alice, si os animáis: París no se acaba nunca fue mi primera lectura de él y mi favorita hasta el momento...
Gracias, Francis Black, por tu comment, estoy muy de acuerdo contigo...

Sergi dijo...

Segón intent d'escriure el comentari (blogger espabila que vas fatal)...
Vull detalls de tot el que va dir!!! (perquè ultimament em perdo coses com aquesta?)

sylvia dijo...

Jeje...no pateixis que segur que l'oportunitat reapareix perquè vagis a veure'l...
Aquí los compañeros blogueros han resumido muy bien cómo fue :) Añado que Vila-Matas dijo a los 25 años escribía de 4 a 4.30 de la tarde...por suerte para los lectores, lo modificó :D