miércoles, 16 de junio de 2010

Hoy es Bloomsday...


... y en homenaje a ese eterno día joyciano, el día del florecimiento, dejo uno de los poemas de este autor irlandés...

James Joyce, Poema XV

Sal, mi alma, de los helados sueños,
Del profundo sueño del amor y de la muerte,
Pues ¡mira! de suspiros se llenan los árboles
Cuyas hojas reprende la mañana.
Domina al este la gradual aurora
Donde brotan suaves fuegos,
Agitando aquellos velos
De gris telaraña de oro.
Mientras dulce, gentil, secretamente,
Repican las campanas de flores matinales
Y el sabio coro de hadas
Empieza (¡innúmero!) a escucharse.

The Dubliners

8 comentarios:

PAYMON dijo...

:) precioso poema, y con los Dubliners me has tocado la fibra...
Me veo con 90 años al lado de la ventana leyendo el Ulysses, quizás por entonces haya aprendido todo lo necesario para comprenderlo ¡O no!

sylvia dijo...

yo tiré la toalla...pero el principio (primeras 100 págs) me encantó... :) viva la música folkie dublinesa :)

Anónimo dijo...

Dia muy especial para mí!
Echo de menos Dublin, pero con el Ulysses tampoco pude...en fin , igual a la tercera...!
Y que viva esa música, si señor!

Saluditos

Alice

raúl dijo...

yiii-jaaa!! (léase con la entonación y el entusiasmo adecuados)

silversroadnottaken dijo...

yeeeehaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa hala a baailarrrrrrrr

Evánder dijo...

Uff, Ulises. Yo tampoco pude nunca con él.

Bonita música.
Besos!

Supersonic-Man dijo...

Honorables y distinguidos barbudos

sylvia dijo...

:-)