martes, 18 de enero de 2011

De Yama-uba o Yamamba...



Dicen que la Yama-uba habita en los bosques y gracias a su capacidad de cambiar de apariencia engaña a viajeros extraviados, ya sea adoptando la imagen de una hermosa mujer o la de una pobre anciana, una vez las víctimas son engañadas la Yama-uba los lleva a su cabaña y se los come. En algunas leyendas se cuenta que puede hacer que sus cabellos se transformen en serpientes (esto del pelo me suena a “The Ring”), sirviéndole estos para capturar a sus víctimas y llevarlas justo hasta su enorme boca. Normalmente la Yama-uba se alimenta de personas adultas, pero su comida favorita son los niños a quienes devora cuando se alejan mucho de sus casas… los padres de la región utilizan la figura de este Yokai como el “hombre del saco”, para asustar y evitar que se alejen. Dicen las leyendas que la Yama-Uba es una gran hechicera, experta en pociones, venenos y demás, hay relatos en los que explican como este Yokai comparte sus conocimientos con humanos a cambio de víctimas.
(Texto extraído de este blog)


Ay... Me pregunto cuál debió de ser el origen de este mito. ¿Una anciana curandera huraña en algún bosque? Si nos llegan estos mitos, es porque fueron figuras diferentes, seguramente basadas en algún rumor de aldea o en personalidades que destacaban o las hacían diferentes. Algunas de ellas me las he encontrado dibujadas en los libros de Benjamin Lacombe y Sébastien Perez que me han llegado (¡y repetidamente!) estos días. Aunque algo 'pervertidas', aparecen magníficas ilustraciones de figuras como Isis, Medusa, Françoise de Foix, Madame Laveau o la Yamamba antes citada.

Menos mal que pese a todo, siguen estando vivas. ¿O no recuerda demasiado el nombre del personaje de Lily de la venidera Cisne negro a la perdurable Lilith?

Larga vida a los mitos...

15 comentarios:

Monik dijo...

curiosa historia...Yo respeto mucho los mitos. No se si serán ciertos o no pero no les doy la espalda eh? Cuando el rio suena...

Outsider dijo...

De ahí viene la expresión actual. "y yo con estos pelos"... original de Medusa. Y la otra de... "se quedó de piedra al verle el peinado", reducida a "se quedó de piedra". El tiempo acabó desvirtuando el origen y nació la leyenda.

Gabriela Amanda dijo...

Me gustan ese tipo de historias, que magia no? que susto también, recuerdo que de pequeña me asustaban con el viejo del saco y mi abuela tocaba por debajo de la meza y yo me asustaba muchísimo.
un abrazo.

Sergio dijo...

Mitos y leyendas en general son resultado de la ficción, lo terrible es que la realidad la supera en muchas ocasiones con creces. Con quedarnos con algunos mitos, ya estaría bien.
Me decanto por los mitos de la música, menos letales y más gratificantes
¿o no?

JoCkEy dijo...

Muchas gracias por el enlace, como habrás podido comprobar en mi blog me encanta el folklore japonés y sobretodo los relatos sobre Yokais.

Los orígenes de la mayoría de mitos del folklore japonés suelen ser seres humanos que atravesaron alguna situación muy traumática que les provocó la muerte, impidiéndoles el reposo eterno y obligándolos a vagar por la tierra.

Saludos!

sylvia dijo...

Supongo que parte de la gracia/magia de los mitos es que nunca supimos de donde vinieron exactamente pero son rápidamente identificables :D Gracias a todos por los comentarios y Jockey, enhorabuena por tu blog y gracias por la info!

Supersonic-Man dijo...

Y la historia continua, aunque sin dejar que el tiempo le otorge la duda de la leyenda.
Algún día se contará que Sylvia dominaba 20 lenguas y que leyendo su blog curaba la psoriasis y la halitosis. Y por su puesto lanzaba rayos de fuego por los ojos, que esto siempre adorna mucho los mitos.:)

sylvia dijo...

Juas juas...y cosas peores se contarán...seguro :) si tú supierassss...

Daniel dijo...

Me siguen encantando esas asociaciones que haces (Lilith- Lily), como aquella de Garbage y Chéjov. Tu inconsciente debe ser una perlita. Al hilo del post: me ha recordado a otra anciana de los bosques rusos, la bruja Baba-Yaga (coincidencia de fonemas) que también come niños y vive en una cabaña con patas enormes de gallina. Seguro que Carlos tiene historias interesantes sobre brujas del bosque también (doy fe). CIao

sylvia dijo...

No me adjudico el mérito de la asociación Lilith-Lily...Corretea por la web y en críticas varias...Si buscas Cisne negro y satanismo en la web, te encontrarás con fascinantes blogs cristianos que sacan este tema a colación y que son muy entretenidos por las barbaridades que cuentan :-))

Gracias por recordar a esa bruja, creo que me suena por haberla mencionado Carlos. Me encanta cuando se repiten mitos/historias/figuras en tradiciones tan alejadas cultural y geográficamente. Siempre me han interesado mucho...da qué pensar... :-)

raúl dijo...

pero qué hace esa gente en medio de la carretera, jugándose el cuello!! tiene muy buena pinta ese libro de lacombe, sí. me gusta.

Snobalia dijo...

Genial entrada :))

sylvia dijo...

Cantar genial Raúl jeje...Snobalia visita el enlace de gengutsu, él ha hecho la mitad de la entrada :D Saludillos

hollín dijo...

Este grupo es genial y divertido, qué música más chuliiiii!
Los mitos son misteriosos, me fascinan :)

Oh, la fonética me lleva hasta Yubaba, otra anciana malvada, y la casa de patas de pollo... al Castillo Ambulante, verdad? ¡Qué fuerte!

sylvia dijo...

Es verdad, claro, el castillo ambulante (!) Gracias y besos, Hollín!