jueves, 7 de noviembre de 2013

De Patrick Rothfuss en Barcelona...

 (Imagen extraída de aquí)

Con una larga barba que hace que parezca el Quijote de Orson Welles, Rothfuss, en su primera visita a España, ha confesado que su visión de la literatura fantástica surgió en 1994 cuando leyó Cyrano de Bergerac y se pasó horas llorando de la emoción y rápidamente surgió la pregunta: "¿cómo es que en el género fantástico nunca he leído nada con unos personajes tan potentes y una historia tan bella y trágica al mismo tiempo como la de Cyrano".

El autor norteamericano, que en su juventud llegaba a leer dos novelas fantásticas diarias, no oculta su admiración por un clásico como Tolkien, que "es muy bueno en la construcción de un mundo, en una visión muy amplia", pero sus predilecciones son más actuales con nombres como Neil Gaiman, Scott Lynch, Ursula K. Le Guin y, de manera especial, Peter S. Beagle, cuyo El último unicornio "es tan bueno como Tolkien y es ya una piedra angular del género".

(Extraído de La Vanguardia)

No pudo ser. Me quedé con las ganas de escuchar conversar a Patrick Rothfuss con Ricard Ruiz ayer en Barcelona. Decenas de personas rodeaban la sede de Random House Mondadori y cuando ya llenaron el cupo, cerraron puertas. Así, con la buena educación que nos caracteriza a los de aquí. Ya se trate de Renfe como de una editorial de renombre. No nos dijeron nada y nos dejaron allí a montón de gente haciendo cola. Solo gracias a los comentarios de algún compañero de fatigas supimos que ahí ya no entraba nadie más. Qué se le va a hacer. Me quedaré con fragmentos de las entrevistas que tendremos la suerte de leer estos días y la obligación de no postergar ya más la lectura de su novela.

No hay comentarios: