jueves, 7 de octubre de 2010

De mundos surreales...



Hay taaantas cosas surreales en el mundo que nos rodea. Surreales si se las observa de cerca y tomando otra perspectiva. Siempre me sorprendo de que consideremos algunas de ellas normales, nada extraordinarias. Por suerte, hay mucha gente que sabe captarlas, sabe recrearlas, sabe compartirlas. Como Sergi Pàmies, en su genial último libro, La bicicleta estàtica, donde nos ofrece trozos de este mundo surreal pasado por la batidora de las emociones, las palabras y su particular lupa. O como Gina Ochsner, una escritora estadounidense aún no traducida, que en sus cuentos incluidos en People I Wanted To Be, nos ofrece un gran mosaico sobrenatural y surreal. O -termino- como Frank Rozasy, el creador de la imagen que ilustra este post...

El mundo es surreal... y para muestra, un botón...y hasta dos esta mañana...

Steppenwolf

5 comentarios:

Dante dijo...

Me quedo con la recomendación de la estadounidense. Igual ni la traducen porque el relato corto no vende. Y menos aún la poesía. Pero casi prefiero rescatar joyitas que tú recomiendas (aunque a los autores les encataría ser traducidos, claro) Un saludo

sylvia dijo...

Gracias, Dante. Hay gente que no lee en inglés y claro, muchas veces no pongo recomendaciones en esa lengua pero tu comentario me anima a sugerirlos. Probablemente como dices, no vaya a traducirse...Espero que te gusten si los lees. A mí me han encantado :)

raúl dijo...

lo de llongueras, además de surreal, es de una mezquindad supina!

sylvia dijo...

totalmente...

Möbius el Crononauta dijo...

¡Pobre Llongueras! A donde vamos a ir a parar.

mmm delicioso tema