martes, 19 de enero de 2010

He visto... La cinta blanca


Muchas ganas y muchas expectativas ante la última película de Haneke. Premiada en Cannes, elogiada en todas partes, señalada como la obra maestra de este perturbador director... La cinta blanca no decepciona pese a que en muchos momentos recuerde demasiado a la estética y temas de otros cineastas. Y es que a los pocos minutos, pensaba que estaba viendo una película de Bergman y no sólo por el blanco y negro y los planos pausados en los rostros. Temas como la religión, la muerte o la culpa me hacían tener déja-vus momentáneos. También las atmósferas, las puertas, los interiores claustrofóbicos, los retratos de personajes...todo me recordaba a veces demasiado a Dreyer. Una buena mezcla estética y temática, sí, y que se acercaría a la imitación si Haneke no le inyectara su característico toque perturbador y que hace que esta película seguramente pase a convertirse en clásico moderno.
Y es que, en efecto, ahí está todo el universo del director y además, como le gusta a él, dosificadito desde el principio y haciendo que el espectador no pare de preguntarse: ¿y esto dónde va? ¿y qué me están contando? ¿y cómo acabará esto? Todo en un
tempo lentísimo, hay que añadir, como si el director te dijera: anda, tómatelo con calma porque aquí vamos a estar un buen rato, que yo no tengo ninguna prisa y tú entretente dándole vueltas a la cosa mientras piensas si esta H/historia te suena de algo.... Y así, mientras un@ va dando esas vueltas, de repente Haneke te mete una escena que seguramente no vas a olvidar en mucho tiempo o te suelta una frase de esas que te ponen los pelos de punta, o ves la expresión de un rostro mientras de fondo va hablando el narrador, ese hilo conductor y personaje central que ya desde el principio te dice que no parece estar seguro de lo que cuenta y que va tirando de unos recuerdos para explicarse algo de lo que no tiene ni tan siquiera certeza. Como tampoco tiene certeza alguna el espectador tras ver la película. Y es que para terminar esta cinta llena de silencios, de cosas no dichas, de elementos sugeridos, Haneke deja el verdadero ‘quid’ de la historia a la imaginación del espectador. Y entonces, baja el telón, con un fundido a negro, que te deja totalmente k.o. y con un nudo en el estómago. Todo ello sin mostrar violencia explícita alguna. Sólo bonitos paisajes, escenas bucólicas y angelicales rostros de niños...

Nota: ¡¡¡¡¡Me reafirmo con lo del blanco tras ver la peli!!!!! Y creo que voy a revisitar el Pueblo de los malditos.

11 comentarios:

Supersonic-Man dijo...

Hay películas que acabas de verlas y se te olvidan al momento. Otras que se prestan a un debate con amigos después de visionarla. En cambio las de Haneke, casi siempre necesito incubarlas durante uno días, y poco a poco desgranar las piezas de ese código desconocido que casi sin darnos cuenta, nos ha introducido en nuestro sudconsciente, para algo estudió psicología. ¿Para qué buscar respuestas si lo que nos ofrece Haneke son nuevas preguntas?. Al final la conclusión es gratificante y emotiva y tras leer tú respetuosa impresión de la peli me pregunto ¿Cuándo podré ir a verla?

Outsider dijo...

Puf, pues si que soy un ignorante del cine... no tengo ni idea de quien es Haneke...

sylvia dijo...

Supersonic: La de Haneke necesita mega-incubación porque crece y crece...
Outsider: Qué suerte! A descubrir Haneke...y tranquilo, es normal que no es muy conocido si no se está atento a la cartelera o alguien que lo conozca te hable de él...así que nada! A descubrirlo, toda una suerte :D

PAYMON dijo...

¡Jo que ganaaaaaaaaaas! A ver si puedo ir el sábado...y que casualidad, el sábado pasado me tragué una triple sesión "blanquinegra":
-Village of the damned
-The Innocents
-I walked with a zombie

sylvia dijo...

Vaya maratón. Qué envidia :)

Carlos dijo...

Aprovecho las menciones a "Village of the damned" para recomendar "¿Quién puede matar a un niño?" de Narciso Ibáñez Serrador (1966), basada en la novela "El juego" de Juan José Plans. La película se tradujo en inglés como "Island of the damned" y no le faltan motivos.

Muchos besos, estimada Sylvia.

sylvia dijo...

Oh! Gracias por recuperar la mención a esa peli. La vi hará unos tres años en dvd. Una maravilla y clásico! Besosss, Carlos.

eva dijo...

pues yo también pensé en El pueblo de los malditos cuando acabó la peli. Esos niños son lo peor de la película, y te das cuenta pronto, por eso es tan inquietante cada vez que aparecen...

PAYMON dijo...

¡Ala! este fín de semana ha sido productivo: Up in the air, The hurt locker, y La cinta blanca...
¡Ay! Haneke, Haneke, como siempre un hartón de reir!!! :)))
No, en serio, de nuevo nos entrega material de debate y discusión para semanas...me encantan sus pelis precisamente por eso.

sylvia dijo...

Bien aprovechado el finde! qué tal the hurt locker? La de Up In The Air me encantó, así que la recomiendo desde aquí también...hay avalancha de estrenos interesantes!

sylvia dijo...

En tierra hostil:
http://fanzinosis.blogspot.com/2010/01/en-tierra-hostil-puntos-de-reflexion.html