miércoles, 11 de marzo de 2009

De despedidas...


No me gustan las despedidas (¿acaso a alguien le gustan?), por eso hace unos días me resistí a eso: a decir adiós y al chau chau definitivo, con todas las letras...

Y es que sí... me despido...que ¿por qué? Me gustaría deciros que no hay porqués, pero puede que sí los haya, aunque estos sean lo de menos... Me quedo con que son meros catalizadores que posibilitan ciertos cambios y que tienen su razón de ser...como todo lo que nos sucede :)

¡No penséis, de todas formas, que desaparezco! La blogosfera me tiene muy enganchada y es inevitable que me siga paseando por tantos blogs que me hacen pasar tan buenos ratos y aprender... ¡constantemente! Y quién sabe, quizá ande colaborando también en otros lares o me dé el punto y abra otro dentro de un tiempo :) Eso nunca se sabe :)

No quiero irme, como siempre, sin daros las gracias por todo lo bueno que me habéis aportado por aquí :)

Besos fuertes!



PD: Ah! Y espero veros a algun@s aquí