lunes, 16 de febrero de 2009

Tengo ganas de leer... Elogio de la lentitud


Entrevista extraída de aquí y publicada por Nuria Navarro en El periódico sobre el Movimiento Slow.

La lentitud nos exaspera. Pero, según Carl Honoré, erramos. Un día se apercibió de la velocidad con que le leía un cuento a su hijo, saltándose páginas, porque quería revisar su correo en el ordenador y hacer mil cosas más. Se asustó. Y se interesó por el movimiento Slow (Lento). Su libro Elogio de la lentitud, traducido a 15 idiomas, explica los beneficios de la desaceleración.

-¿Qué hacemos? ¿Tiramos el reloj a la basura?
Reemplazar el culto a la velocidad por el culto a la lentitud sería un error. Propongo dedicar a las cosas el tiempo que merecen. Desacelerar.

-Una medida de urgencia.
Apagar el televisor --el europeo medio pasa unas cuatro horas diarias frente al aparato--, coger un papel y un lápiz, confeccionar una lista de actividades diarias y empezar a tachar las prescindibles. Tememos a la inactividad. Buscamos atajos. Colocamos la cantidad antes que la calidad. Y el movimiento Slow antepone la calidad a la cantidad.

-¿Usted ha echado el freno?
¡Ya lo creo! Y tengo mucha más energía. Me siento más conectado con todo. Disfruto más. Hay que saborear la vida, no sobrevivirla. La revolución del concepto del tiempo es una nueva revolución cultural.

--Cronos ya estaba presente en la mitología griega...
Pues todo empezó a ir mal cuando instalaron relojes en las plazas de los pueblos. Se impusieron leyes para estructurar el horario. El tiempo empezó a medirnos a nosotros. Luego la tecnología empeoró el asunto, hasta llegar a una sociedad de gente que se enoja cuando las cosas no van a la velocidad del ratón.

-Incluso dice que estamos en la era del furor.
Sí. El apresuramiento hace que la gente esté siempre a punto de explotar. Así, gente normal, buena gente, en un atasco, es capaz de enloquecer. Creo que estamos rozando el punto de ruptura. Se nota en los problemas de salud pública --depresión, estrés, ansiedad, obesidad--; en el fracaso de la pareja, en la dificultad para relacionarnos, en el alto absentismo laboral. Y ¿sabe lo peor?

-No.
Hemos contagiado el virus de la velocidad a los niños. Las primeras palabras que aprenden son "venga" y "date prisa". En nuestra infancia de tiempos desestructurados, inventábamos cuentos y juegos. Ahora la ansiedad infantil es frecuente.

-¿Qué dice el movimiento Slow?
La idea es sencilla: buscar el ritmo adecuado para cada cosa.

(...)
La mejor manera de aprovechar la vida es desacelerar, créame. La prisa ha colonizado incluso el ocio. Cuando tenemos tiempo libre, corremos para llenarlo de ruido y distracción. Quizá la evasión sea una forma de evitar las grandes preguntas...



Interpol - Slow Hands

17 comentarios:

NuNú dijo...

Estoy segura: la rapidez es una forma de evasión de las grandes y pequeñas preguntas...

Si uno no quiere verse a sí mismo, corre. Si uno tampoco quiere ver el universo, corre... Y si tienes algo que esconderte o esconder, corres todavia más. El libro me lo apunto, sin prisa pero sin pausa, en su ritmo justo. Gracias por la recomendación

sylvia dijo...

Gracias por tu comentario Nunu y bienvenida :)

ana dijo...

si! ya habia leído sobre...y tienes toda la razón NuNú!! gran comentario!
yo leía ayer otra entrevista que acababa así (creo que se enlaza perfectamente con el tema!):
"No es ningún síntoma de inteligencia adaptarse a una sociedad como la actual, profundamente enferma."
así es, enferma! i criamos a niños en esa "enfermedad"!
;-(
apa! ya me he deprimido!

sylvia dijo...

Gran frase, ana :) ¿por qué te vas a deprimir? Deberías andar contenta al ser consciente de ello ;) Besos.

Tomás dijo...

El elogio... de Erasmo (troncal para los erasmus) era bastante ágil.

Supersonic-Man dijo...

Vaya yo creí que encerrando mi reloj en un cajón era suficiente, pero luego llegó el celular y eso......que ya no vamos tan sueltecicos como antes. Necesito leer este libro ya, rápido dónde puedo adquirlo, dímelo pero YA. ¡¡No Puedo esperar más¡¡¡

Krapumka dijo...

GRAN GRUPO GRAN TEMAZO GRAN CANCION!!! BUENO BUENO BUENIIISIMO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

ana dijo...

Super!! hoy estas sembraooo! en serio! allá donde te leo...que me haces reir! jajaja!!

RAÚL dijo...

uf, no sé si estoy preparado. me pone de los nervios tener que esperar un ascensor ocupado. tengo atropellismo severo. para escuchar canciones de interpol no me importa gastar tiempo, eso sí!

Livy dijo...

Creo que con los años estoy aprendiendo a "desacelerar"...ahora me voy a tomar mi tiempecito para disfrutar del video que has puesto, porque la vida es eso, una suma de momentos tomados a pequeños sorbos.
smile.

Evánder dijo...

Pocas cosas hay en la vida que salgan mejor con prisas. Hay que darle el tempo adecuado a los acontecimientos.

Un beso!

Outsider dijo...

Pues sí... yo creo que con los años tenemos tendencia a desacelerar... una de las consecuencias de apercibirse de que no es tan importante el llegar pues no hay ningún sitio al que ir y no hay prisa en llegar a ningún lugar.

Los hay que se vuelven a acelerar pensando en recuperar el tiempo perdido, volviendo a hacer las cosas que no quisieron o no pudieron hacer antes y perdiendo el tiempo que emplean en ser quienes no volverán a ser.

Lo importante no está al final del camino... es el camino en sí.

¿Me he vuelto filósofo? ¿zen?... solo seguí desacelerando.

sylvia dijo...

Outsider...suscribo al 100% tu filosofía zen :P

Anónimo dijo...

And I second that Outsider!!! Cuánta razón!

Besos
Alice

Barbasapiens dijo...

Perdón por haber tardado tanto en poner mi comentario, pero es que estaba observando el ritmo de los árboles. :)

PAYMON dijo...

Hay veces que las taquicardias del corazón se me traspasan al cerebro, se me acelera hasta el alma, todo se me emborrona, y a veces me parece que hasta viajo en el tiempo, tengo una sensación de déja-vu constante...necesito parar esto, por eso me he iniciado en el aikido, no para ser un Steven Seagal de pacotilla, sino para encontrar la serenidad que al cabrón de mi profe le fluye por todos los poros...

sylvia dijo...

... eso tendría que hacer yo tb, paymon :D


(...y mirar a la vez esos árboles que comenta Barbasapiens :D)