jueves, 1 de enero de 2015

¡Feliz 2015!


Creo que apenas tengo recuerdos del año que justo dejamos atrás. Tengo la sensación de que ha pasado muy rápido, de que casi no ha sucedido nada, de que todo sigue más o menos igual. Pero es, como he dicho, solo una sensación, porque la realidad es muy distinta... Cambios, nuevos caminos, nuevas ilusiones.

Las palabras, aunque no lo parezca, han estado muy presentes en este año que dejamos atrás. Por presencia (por las muchas palabras que he leído) y por ausencia (por las muchas que he callado). Así pues, ha sido uno de los años en los que más lecturas he acumulado. He descubierto a autores nuevos, nuevas formas de escribir y el apasionante mundo de los blogs literarios, de los que he aprendido mucho. Con este año me quedo con haber descubierto "Ánima" de Wajdi Mouawad, mi mejor lectura del año, y también por haber disfrutado de autores tan fantásticos como Delphine de Vigan, Víctor del Árbol, Junot Díaz, Pep Bras, Vanessa Monfort, Jennifer Clement o mi admirada Gillian Flynn.

   

Quizá tanta lectura me ha alejado un poco de cine, de televisión, de teatro y de música, pero ha sido un año bastante fructífero también en estos ámbitos: series como "The Honourable Woman" o películas como "Hermosa juventud", "Boyhood" o la aún sin estrenar "The Theory of Everything" sobre Stephen Hawking hacen de este 2014 un año bastante potente en lo visual. También descubrí en teatro a Nathalia Paolini con su M.I.E.R.D.A. y su Necro-lógica después. Y, por supuesto, en música no me puedo olvidar que Ani Difranco estuvo en Barcelona y ahí estuvimos...en primerísima fila y haciendo muchas fotos :D


Porque básicamente las fotos es lo que ha ocupado mi poco tiempo libre este año, como ha venido haciendo en los anteriores: nuevos proyectos, nuevos compañeros y nuevos lugares. Muchos momentos mágicos y sobre todo, historias compartidas. Admito que mi cámara es muy posesiva y requiere mucha de mi atención, pero no me olvidado de la escritura y este año también fue positivo en ese aspecto. Contenta de haber colaborado con una asociación tan necesaria como Aegi Cádiz.

Creo que al nuevo año le pido (aparte de salud y esas cosas...) muchas ganas para seguir nuevos caminos, perseverancia para continuar estudiando alemán (una sorpresa que me deparó el 2014) y encontrar nuevas maneras de recuperar el habla :) Tengo ganas de volver a poner cosas sobre el papel, o la pantalla, y de reanudar caminos que parece que dejé algo olvidados...

Os deseo un muy feliz año y que vuestros deseos o peticiones no solo se cumplan, sino que además os sorprendan...


2 comentarios:

raúl dijo...

que tengas un muy feliz 2015 tú también, con las letras, con la cámara, con el alemán y con todo aquello que te haga feliz. besos.

sylvia dijo...

¡Igualmente, Raúl! ¡Feliz 2015!!