domingo, 8 de junio de 2014

De engaños y afilados cuchillos de cocina... Gillian Flynn (Perdida)

Gillian Flynn nos habla (y la leemos) como si se tratase de una stand-up comédienne que, mientras nos hace reír, nerviosos, juguetea con un afilado cuchillo de cocina. Lanzando frases ingeniosas y certeras y agudas mientras apunta a todo eso que se esconde bajo la alfombra o dentro de cajones o habitaciones mal iluminadas en las que se entra poco, solo cuando es indispensable o se impone recordar algo que estaba tanto mejor enel olvido o la amnesia. (Rodrigo Fresán, epílogo a Perdida, de G. Flynn. Random House Mondadori)






En una historia de personajes extremos, Amy destaca sobre los demás. Dulce y atractiva, inteligentísima, ruin y déspota, violenta y despiadada si hace falta, la mujer de Nick es la antagonista de las mujeres víctimas que tanto proliferan en la novela negra. “Muchos autores se sienten cómodos escribiendo de la violencia masculina, que es un tema muy común en la literatura hasta el punto de que mucha gente considera normal las historias de agresiones, psicópatas y demás. Quería luchar contra la idea de que las mujeres son inherentemente buenas , maternales y todas esas otras asunciones que se hacen sobre las mujeres”, nos cuenta. (Entrevista a Gillian Flynn, El país)



"Yo no era una niña agradable. Mi hobby favorito durante el verano era atontar hormigas y dárselas de comer a las arañas." (Gillian Flyn, en una entrevista reproducida en el citado epílogo de Fresán.)  

Tenía muchas ganas de leer este libro, fenómeno editorial en los EE. UU., pero temía andar saturada de novela de suspense o similares y tampoco me van mucho los best-séllers. Finalmente le tocó el turno y con lo que me he encontrado es con una historia que, si no fuera por la insuperable Anima, sería probablemente mi favorita del año... (O quien sabe...¡de momento está siendo un año de lecturas fabulosas!).

Quería leerla antes de que nos llegue la película de David Fincher que se estrenará en octubre en tierras americanas. La peli promete y mucho, y no pude evitar que tan solo viendo las imágenes del tráiler estas se me instalaran en la cabeza y no me dejaran en toda la novela. Auguro que Ben Affleck será el Nick perfecto porque parece un personaje escrito para él.

¿Qué tiene, pues, de distinto esta novela para haber atrapado a tantos miles de lectores y aborrecido a otros tantos? El estilo, sin duda. La forma de escribir de su autora. vertiginosa, irónica, auténtica y falsa por partes iguales... Sus palabras parecen en ocasiones salidas de una trituradora de clichés para convertirla en una diseccionadora magistral del matrimonio y en especial, de sus aristas oscuras. Si ponemos en esta coctelera de palabras con mala leche una trama inusual que muy bien se le podría haber ido de las manos, pero que ensambla a la perfección, nos encontramos con un thriller de esos que es muy difícil poder soltar. Al menos ese ha sido mi caso....

"Perdida" es una historia a dos voces, una vuelta de tuerca al thriller clásico, es una historia de suspense pero es también una historia sobre las dobles caras, sobre las apariencias y sobre la pareja. Por cierto, Flynn es la encargada del guión de la cinta de Fincher y ha reescrito el final, cosa que ya me temo que no es buena señal... Por eso os animo a leerla y a disfrutarla antes de que llegue el huracán Fincher y nos haga olvidar un poco el original...


Gillian Flynn tiene otras dos novelas publicadas ya en castellano: Heridas abiertas y La llamada del Kill Club. Y, como os imagináis, estoy deseando leerlas...



No hay comentarios: