De Memento mori...



Augusto no recordaba la última vez que había salido una Nochevieja, y ni siquiera estaba seguro de que esa no fuera la primera. Últimamente le pasaba con frecuencia: cuando echaba la vista atrás en busca de recuerdos y los encontraba, tenía la sensación de haberlos vivido en tercera persona. Sabía que había estado allí, pero no tenía la impresión de haber vivido ese momento. Era tan inquietante como reconfortante. (César Pérez Gellida, "Memento mori")

Llego tarde, pero llego. Pérez Gellida cuenta con una verdadera afición de seguidores lectores. Empiezo tarde, digo, a leer su admirada trilogía pero me encanta llegar así, desacompasada y lista para poder devorar triple aventura que empieza con este Memento Mori.

Se cuenta en la solapa de la novela (y en toda entrevista que se lea por Internet) que un buen día Pérez Gellida dejó su trabajo estable y se dedicó a escribir. La cosa no le salió bien, no, sino fabulosamente bien y ahí sigue. Quizá desconocido para muchos pero reverenciado casi por todo el que lo lee. Me sumo, pues, a esta legión de fans que tiene.

Memento Mori me ha encantado por la forma en que está narrada, por los giros de la trama, por lo bien descritos que están los personajes, por su omnipresente banda sonora, por sus poemas...

Ya me lo advirtieron: cuando empieces a leerla, no podrás parar. Desde luego, tenían razón.




Y una de las canciones que suenan de fondo por sus páginas...

Comentarios

raúl ha dicho que…
últimamente me encuentro con este autor por todas partes, todo parabienes, voy a tener que unirme al club de fans sin falta!
sylvia ha dicho que…
Te gustará seguro :D