jueves, 9 de enero de 2014

He visto... Al encuentro de Mr. Banks


Todos sabemos cómo termina la historia, claro. Y, en el fondo, podemos llegar a sentir una punzada de tristeza al saber que la titánica lucha de Travers por preservar el espíritu de “su” Mary Poppins no llegará a buen puerto, aunque se nos ofrezca revestida de un poco (mucho) de azúcar. Pero a pesar de su tono melancólico, Al encuentro de Mr. Banks es una película eminentemente alegre, que celebra ese mundo de sueños maravillosos que Disney creó y en el que todos hemos vivido aunque sea un poco, que habla del poder curativo de la creatividad para sanar heridas emocionales, y que, al final, resulta un viaje emotivo y entrañable al corazón de la infancia de cada uno. Y eso, por mucho que se le critique, sigue siendo una de las cosas más maravillosas que Hollywood puede ofrecer. Que no todo va a ser arte y ensayo, demonios. (Extraído de El antepenúltimo mohicano)




Se estrena dentro de poco y yo casi que la habría titulado "La otra cara de Mary Poppins". Emma Thompson está espléndida en su papel de la escritora P.L. Travers. No tenía ni idea de qué se escondía tras esta escritora y tras ver la película, no he podido evitar indagar más. Detrás del azucarado personaje que creó Disney, parece que se escondía una figura más negra y una historia real mucho más fascinante. Antes y después de la película. Os animo a verla (por favor, en versión original...la recreación del acento y la manera de hablar que hace Emma Thompson de Travers es increíble :D). Una película entretenida y que sobre todo tiene el valor de contar la génesis de una de las historias cinematógraficas más inolvidables (para bien o para mal, aún no lo sé) :-)  


No hay comentarios: