viernes, 15 de noviembre de 2013

De La hora de la estrella (Clarice Lispector)...


La prosa de Clarice es poesía, sin demasiados adornos y con palabras sencillas logra dotar de gran belleza aquello que de otra forma nos podría resultar áspero, como la soledad, la falta de amor, la vida sin sueños. El libro no es fácil de leer, a pesar de que no tiene ni cien páginas he tardado varios días en leerlo por dos motivos, primero porque me paraba a menudo a degustar sus frases, a pensarlas, a sentirlas. Y otro, el más importante es porque "La hora de la estrella" es un libro que duele. Duele porque nos hace pensar en cosas que queremos olvidar, porque sabemos que lo que nos cuenta es verdad, existe, y de una forma u otra lo hemos conocido.
(Texto extraído de En el rincón de una cantina)



...que ella era incompetente. Incompente para la vida. Le faltaba la habilidad de ser hábil. Sólo de una manera vaga se daba cuenta de una especie de ausencia que tenía de sí en sí misma. Si hubiese sido una criatura capaz de expresarse, habría dicho: el mundo está fuera de mí, yo estoy fuera de mí. (Extraído de aquí

Todo en el mundo comenzó con un sí. Una molécula dijo sí a otra molécula y nació la vida. Pero antes de la prehistoria existía la prehistoria de la prehistoria y existía el nunca y existía el sí. Siempre lo hubo. No sé qué, pero sé que el universo jamás tuvo comienzo.
Que nadie se engañe, sólo consigo la simplicidad con mucho esfuerzo. (Inicio de La hora de la estrella)

Tenemos mucha suerte de que Siruela esté recuperando la obra de Clarice Lispector. La última novedad, sus Cuentos reunidos. Mientras leía La hora de la estrella, su última obra, pensaba lo difícil que sería encontrar a una Lispector actual. Creo que ninguna editorial apostaría por ella. O quizá sí y me equivoco. Su escritura es extraña, fragmentada pero sus palabras arrastran e inevitablemente, caes en su mundo. Y digo caes, porque con ella no hay alternativa. Te lleva hasta un pozo del que es difícil salir y, cuando lo haces, tienes ganas de volver a leerla. La hora de la estrella cuenta la historia de una antiheroína, la norestina, Macabea y su recorrido vital. Un personaje repleto de ausencias y que es difícil dejar marchar. Si no conocéis a Lispector, remediadlo enseguida (!) Kyla La Grange (Descubierta aquí)


No hay comentarios: