domingo, 8 de septiembre de 2013

De las historias que (nos) contamos...


When you are in the middle of a story it isn't a story at all, but only a confusion. It's only afterwards that it becomes anything like a story at all. When you're telling it, to yourself or to someone else.

Cuando uno está en el medio de una historia, todavía no es una historia, es sólo confusión. Solo después, cuando la estás contando, a ti mismo o a alguien más, se convierte en algo parecido a una historia.
(Alias Grace, Margaret Atwood)



 Stories We Tell es emocionante por lo que nos dice sobre una específica familia canadiense, pero también porque nos muestra qué poco confiables podemos ser como narradores de nuestras vidas. Vivimos, sugiere la película, con nuestros datos agarrados con alfileres, la memoria incapaz de sacudirse la neblina.(La Nación)




Hay películas peligrosas: Stories We Tell es una de ellas. Cada vez admiro más a Sarah Polley, esa actriz que me decía más bien poco en las películas de Coixet ha ido creciendo y creciendo como autora/realizadora hasta ganarme por completo. Ya lo hizo con Take This Waltz pero con esta historia documental sobre los secretos de su familia me ha tocado aún más si cabe la fibra. Aparte de la valentía que supone contar la historia personal, lo que me ha atrapado de esta película es su manera de contarlo y dejar a otros que la cuenten. Me ha atrapado en especial cómo Sarah Polley reflexiona sobre la problemática de contar historias y de cómo contamos/recreamos nuestra vida. Como si de un puzle se tratara, Polley se ve obligada casi a rodar esta película. Su objetivo: mostrar un heterogéneo mosaico de voces  para reconstruir la figura de su madre y arrojar algo de luz a sus orígenes. Todo ello, supongo, en un ejercicio para distanciarse tal vez de todo lo que supone descubrir cierta verdad sobre uno mismo, de este modo la película le ayuda a sobrellevar y a poner orden a todos esos secretos que un buen día (no hace mucho) descubre por azar. Realmente curioso que uno de los episodios clave de su historia se produzca mientras ella rueda Las vidas posibles de Mr. Nobody. Parece casi una broma de la vida, una de esas que no se buscan y hacen posible que sucedan cosas fantásticas como esta película. Podéis verla en Filmin, ya que creo que no se va a estrenar en salas por aquí. Está considerada uno de los mejores documentales del año.

No hay comentarios: