sábado, 23 de marzo de 2013

Cruzándome con Santi Balmes

 

Ayer me volvió a pasar... Volví a cruzarme con Santi Balmes por la calle. Salir de ciertos lugares empieza a ser no solo inevitable, sino peligroso. Me topo con personas que me recuerdan ciertas (e inesperadas) melodías. Hace unas semanas me pasó con otro músico. Un músico al que me presentaron hace un tiempo en una discoteca y que al cruzarse conmigo, me miró y no sé si me recordó o se quedó mirándome porque yo le miraba. No daré más pistas. Fue raro. Muy raro que en plena tarde justo al salir de la oficina me tope "justamente" con ciertos recuerdos musicales en carne y hueso.

Pero ayer, ya os digo, volví a cruzarme con Santi Balmes...Y al igual que la música te retrotrae a sensaciones, esta tontería de volvérmelo a topar me trajo muy buen rollo en un día que había sido bastante horroroso.

Eterna despistada como soy, no sé cómo lo identifiqué entre el vaivén de personas que siempre pasan por mi lado sin que yo me dé cuenta. Se detuvo en medio de la calle y nadie se percató de quién era, tan normal en ese contexto y, en cambio, tan especial y único en otros muchos.

Me han invitado muchas veces a un concierto de Love of Lesbian y nunca he ido. No creo que vaya tampoco en el futuro...A veces hay cosas que te fastidian ciertas melodías para siempre pero la verdad es que espero seguir topándome con Santi Balmes...Es la excusa perfecta para recuperar vídeos tan maravillosos como el que hoy os pongo...




 
PD: Por cierto, acaba de publicar libro (¿Por qué me comprasteis un walkie-talkie si era hijo único?). Y según lo que leo, pinta más qué bien. Y no lo digo por ser yo también hija única ;)

No hay comentarios: