De cosas que no se buscan pero se encuentran…


Hace algunos años me topé con un libro llamado The perks of a wallflower. Me llamó la atención el título y al cabo de meses y más meses, se me volvió a aparecer, cada vez más engrandecido por su éxito. Leí la sinopsis y llegué a la conclusión de que era poco más que una novelita para adolescentes, tipo El guardián entre el centeno. Deje el libro aparcado en mi memoria como tantos otros títulos que no sé si en algún momento leeré...
Han pasado los años y la novelita se ha convertido en película. Emma Watson, la de Harry Potter, es una de las protagonistas. De los demás, apenas sé nada. O eso creo. Se estrena sin pena ni gloria en los cines con el terrible título de Las ventajas de ser un marginado pero decido verla: y he aquí, la sorpresa...

Hay libros, pelis, discos que  no se buscan pero se encuentran. Esto me ha pasado con esta cinta de múltiples lecturas y ecos diversos. Una peli que puede verse/leerse como una cinta típica ‘coming-of-age’ donde los personajes crecen y se deprimen y viven en esa etapa en la que se convierten en adultos bajo el telón de fondo de un instituto "made in USA", pero todo eso que está en esta película tiene la particularidad de verse salpicado por otros muchos elementos que me han dejado algo sacudida tras verla... the Rocky Horror Show pululando junto a una banda sonora estupenda, el prota de “Tenemos que hablar sobre Kevin” totalmente irreconocible y brillante, temas como la homosexualidad, el incesto, el maltrato a mujeres…y otras cosas más que supongo que dejaran a los adolescentes que vayan a verla algo perplejos y desconcertados. Y es que la peli es una bomba disfrazada de caramelo y por eso, me ha gustado…me ha gustado mucho. Creo que hasta finalmente leeré incluso el libro...

Comentarios

raúl ha dicho que…
pues apuntada queda, que si tú encuentras cosas sin pretenderlo, yo no pretendo perderme ni uno solo de tus descubrimientos compartidos!
sylvia ha dicho que…
La música, creo, que te va a encantar (!) :D
Daniel ha dicho que…
Una bomba disfrazada de caramelo. Qué buena definición. Hay películas que actualizan temas universales como la adolescencia (una creación occidental) o debates infinitos, y si lo hacen bien (como en este caso) se convierten en el grito de una generación, de una sociedad, incluso. A mí también me llamaba y la encontré... muy interesante. Un abrazo. Daniel.
sylvia ha dicho que…
Oooh! Blogger te ha dejado comentar!!! Hoy me he acordado de ti justamente. En el tren una chica a mi lado andaba leyendo una novela de Lionel Shriver y yo -cotilla como siempre- he leído la sinopsis de su contraportada y tenía una pinta estupenda...Te dejo el título: The Post-Birthday World (2007) Un abrazo,
Anónimo ha dicho que…
http://fiestadefantasmas.wordpress.com/2012/10/03/el-mundo-despues-del-cumpleanos/

Muahahahahahahah! Modo risa maléfica ON ;p
sylvia ha dicho que…
Y lo peor es que leí tu post :DDDD La edad...que es muy mala (y mi falta de memoria va bien conjuntada con ella!!):-)))