viernes, 17 de junio de 2011

Silencio...


No me quedan muchas neuronas. Y es que una serie de circunstancias me tienen más que ocupada. Y sigo así. Sin fecha final a la vista. Mis neuronas avanzan entre titulares y se quedan esta semana con la noticia de que Lynch va a abrir su ¿imaginado? bar Silencio en París. Sería un buen motivo para volver a esa ciudad. Quién sabe. O quién sabe si es mejor tal vez permanecer en la imaginación y no trasladar lo imaginado a lo real. Sólo hay que ver cómo anda la realidad: con Parlamentos cercados y Presidentes que se creen Supermanes volando en helicópteros. Mejor será siempre permanecer en lo imaginado. En ese bar. En el de la película... Y es que tras leer (t-o-d-o-s) los titulares de nuestra particular historieta de ciencia-ficción, casi que mejor. Casi que me busquen por ahí. En el Silencio. Quizá ahí pueda recuperar mis neuronas.... Buen finde a tod@s (!)

4 comentarios:

Curiyú dijo...

Silencio! Impresionante esa película, o Lynch...

emmagunst dijo...

quedémosnos en casa mirando una buena peli como ésta...al menos yo estaré por aquí. Un abrazo

Evánder dijo...

Mejor será invertir el tiempo en ver pelis como esta, porque si nos detenemos a mirar a nuestro alrededor...

sylvia dijo...

Totalmente de acuerdo... Besos!