miércoles, 20 de octubre de 2010

Tengo ganas de leer... Lo que sé de los hombrecillos


... del gran J.J. Millás... ¡Se ha hecho esperar taaanto!

A mí lo que me gusta mucho es dar forma onírica a la realidad y una forma realista al sueño. Estamos tan acostumbrados a la realidad que vivimos las cosas más extrañas, en la vigilia, como normales. En el momento en que lanzas una mirada onírica sobre esa realidad, esa realidad se vuelve extraña. Y entonces despierta más interés. Porque si alguien entra en el diario y te dice 'te explicaré lo que soñé anoche', seguro que pones las orejas así. Si te digo, 'mira lo que me ha ocurrido al bajar del autobús', seguramente ni me escuchas. ¿Por qué? Porque en el sueño hay un plus de significado que no hay en vida cotidiana. (Extraído de aquí)

No hay comentarios: