lunes, 30 de agosto de 2010

De la magia del instante y Lartigue...


Texto extraído de la expo Un mundo flotante en Caixaforum (hasta octubre):

Lartigue pronto se da cuenta de que el mundo puede enfocarse desde puntos de vista opuestos. Este descubrimiento orienta su mirada de fotógrafo, que en todo momento tiene presente lo ambigua que es la realidad: lo que debería estar delante puede pasar atrás, lo infinitamente pequeño puede tener mayor tamaño que lo más grande, lo lento puede ir a tanta velocidad como lo rápido. Gracias a su instantaneidad, la fotografía puede captar la magia de la incertidumbre, en la que el tiempo oscila en estos dos puntos e interés contrarios o duda entre la sombra y la luz. Y precisamente en ese intervalo, en esa suspensión, reside la verdad eterna de las imágenes de Lartigue que, aunque en apariencia estáticas, nos recuerdan siempre que el tiempo nunca se detiene.

Maravillosa exposición (!)

Zankius a quien me recordó que tenía que ir a esta expo y a quien me regaló la imagen que ilustra este post. Ya está en mis paredes :) Para amb@s y tod@s esta musquita.



2 comentarios:

Carlos dijo...

¡Fairy Tory! ¡Muchas gracias!

sylvia dijo...

xD A ti, por ese recordatorio :)