jueves, 17 de junio de 2010

De días únicos...


Cada día es único. Si ha visto la película Entre copas, recordará que uno de los protagonistas, después de haber perdido a la mujer que amaba y de tener un mal día, se mete en una cadena de comida rápida y abre una botella de vino única, una auténtica pieza de colección. ¡Y se la toma en una hamburguesería! Me fascina esta escena. He visto la película varias veces y sigue siendo mi secuencia favorita: es la vida en estado puro. No sirve de nada guardar una botella de vino para la ocasión especial. Cualquier día es o puede ser una buena ocasión para tomarla.

Extraído de Vivir sin jefe, de Sergio Fernández... Un libro genial, que ha sido una de las cosas que me ha alegrado la semana y que consigue que irremediablemente te caiga bien su autor. Qué pena que al final no pude asistir a su taller de Barcelona. Os lo recomiendo muy mucho, y si vivís sin jefe, más :))

Y pongo un vídeo, cuya música ya sonó por aquí de tapadillo en otro post, pero me apetece escucharla con la original, acompañada de este creativo vídeo...



¡Feliz finde...!

3 comentarios:

Supersonic-Man dijo...

Una película a la que no perdonaré no haber mencionado ningún vino español.
También se está consiguiendo instaurar el beber cava para comer sin necesidad de celebrar nada y sin esperar a los postres.
Un buen momento para escuchar a Nina Simone, como cualquier otro.

raúl dijo...

mejor trazar planes sencillos, sí, como el de la camiseta. así es más fácil que salgan bien! tremendísima canción, te despierta el espíritu.

sylvia dijo...

Me han entrado ganas de volver a verla... y sí, mejor trazar planes sencillos pero no únicamente de supervivencia! :D Besos!