miércoles, 5 de mayo de 2010

De recordatorios...


Imagen: George Coghill

Conocí a T. en la más inverosímil de las situaciones. Jamás creí que iba a convertirse en amiga. La llamo amiga porque si me pasara algo y necesitara consejo creo que no dudaría en llamarla. T. es mucho más joven que yo pero me da mil vueltas en todo. Somos muy distintas y sin embargo, me reconozco en ella en algunas de sus frases, quizá porque algunas de las cosas que dice las compartía yo hace unos años. T tiene las cosas clarísimas, para empezar. Sabe lo que quiere y hace todo lo que puede para conseguirlo. No os digo más...tiene su vida calculada hasta los 53. Es un esbozo, admite. Habrán cambios, cosas que no saldrán bien... pero tiene su mapa de ruta particular y va a por él. Recursos no le faltan.

5 comentarios:

silversroadnottaken dijo...

lovely,,, memorandum est

Supersonic-Man dijo...

Hasta los 53? y yo todavía no sé que hacer este fin de semana.....

raúl dijo...

mucho más joven tampoco debe ser, si le gusta esta canción! :P

Danta dijo...

Admiro a la gente que planea su vida con años de antelación. Yo lo hacía, a modo de ensoñación. Con el tiempo, T se irá dando cuenta de que es imposible planear: la vida se escurre por lugares inesperados, como agua entre los dedos.
Un saludo!

sylvia dijo...

Lo que me sorprendió a mí fue el número... ¿por qué los 53 precisamente? :D Le he puesto la canción yo...en plan Raffaella...si T fuera una canción...cuál sería :)
T es consciente de que tendrá que sortear obstáculos entre las aguas...pero os aseguro que de momento es muy buena navegante... :-)