domingo, 9 de noviembre de 2008

De los espigadores y la espigadora....


Por aquí y por allá, en Francia, Agnès Varda se ha encontrado con espigadores, recolectores y gente que busca entre la basura. Por necesidad, puramente por azar o por obligación esta gente recoge objetos desechados por otros. Su mundo es sorprendente. Constituye un gran contraste con el mundo de los espigadores de ayer, de las mujeres campesinas que escarbaban para conseguir los pequeños granos de trigo que quedaban después de la cosecha. Patatas, manzanas y otros alimentos desechados, cosas sin dueño, relojes sin manillas, televisores, juguetes; éste es el menú de los espigadores de hoy. Extraído de aquí

Hacía mucho que quería ver esta peli. Seguro que much@s ya la habéis visto. Había oído del ‘fenómeno’ o entusiasmo que despertaba. Por fin llegó a mis manos, junto a su segunda parte (‘Dos años después’). No había visto nada de Agnès Varda, directora incluida –con esta peli también- en la famosa guía de 1000 Películas que hay que ver antes de morir. Sencillez, realidad, emoción y poesía... todo unido en un film que mete al espectador en un mundo invisible, siguiendo el hilo-metáfora de los espigadores. Varda muestra la sociedad consumista y con ello el egoísmo imperante entre las personas... ‘la ausencia de lo amable’ que cita de pasada cuando recoge un higo. Va retratando así el mundo de las sobras, de los restos, de la basura... y lo contrapone a lo largo de la película con los fantásticos cuadros de Millet y sus espigadoras. Cómo ha cambiado todo y cómo pasa el tiempo, parece ir recordando también, a través de esos planos de sus manos envejecidas y cabellos canos... El film de la Varda va a contracorriente...como sus principales protagonistas. Me quedo con el ‘personaje’ y escena finales... y es que entre tanta inmundicia soltada por el mundo, también tiene que haber tesoros, gente que se maravilla ante ellos (una patata en forma de corazón) y personas que buscan y espigan... Todo eso retrata esta peli. Y lo hace con dureza y belleza... a partes iguales.

Os las recomiendo... Son cortitas y vale la pena verlas... Aquí van los enlaces:

Los espigadores y la espigadora

Dos años después

Y pronto Les plages d'Agnes

7 comentarios:

Monik dijo...

Pues no la he visto... Me la apunto querida sylvia...gracias!!

Besotes!!

Patry/Icia dijo...

uys.. mil ante sde morir?.. no tengo vida para ver tanto!... lo intentaré, empezaré tachando las que he visto....

sin querer te atropello dijo...

sylvia, estoy alucinado contigo; estaba leyendo cosas en tu blog y me he quedado seco cuando he visto que llevas más de 400 posts este año, y sólo en enero más de 8o!... febrero 77!... cuéntame: cómo lo haces?

venga, aunque sólo sea una parte del secreto

m

Burdon dijo...

Me ha gustado la película, tiene un ritmo pausado, contemplativo y con tendencia a divagar, pero todo tiene sentido al final, o al menos eso me ha parecido a mí. Otro día me pongo con la otra peli de esta señora...

Por cierto, no sé si sabrás la historia de la canción de Cathy Claret llamada Chamalilero (se escribe chamarilero, pero queda mejor de la otra forma). Dejo por aquí el enlace con la historia del chamalilero y la letra de la canción. Creo que tiene que ver con esta historia de los espigadores y la espigadora. Un saludito.

http://cathyclaret.com/blog/2006/09/20/chamalilero-letras-del-gypsy-flower/

RAÚL dijo...

el planteamiento de la película es bien interesante, desde luego. me la apunto yo también!

PAYMON dijo...

Recuerdo que me impactó mucho cuando la vi, no tanto por lo que contaba, sino por cómo lo contaba.
Agnès, que especial ¿no? que sincera...

sylvia dijo...

M: Com veus segueixo espiant de tant en tant (!) :) Secret = intentar descobrir (i deixar que et descobreixin) coses cada dia...

Burdon: el enlaaaaaace...que me he quedado sin leer la historia (!) Bueno, ya rebuscaré en la maravillosa webs y blogs de la Claret :)

Monik, Patry y Raúl...a ver si os animáis a verla :)

Paymon: totalmente de acuerdo contigo! Tengo muchas ganas de ver más cosas de esta señora