viernes, 28 de marzo de 2008

De vidas anestesiadas...


Acababa de vivir una decepción amorosa tan estúpida que ni siquiera merece la pena hablar de ello. A mi sufrimiento había que sumarle la vergüenza del propio sufrimiento. Para prohibirme semejante dolor, me arranqué el corazón. La operación resultó fácil pero eficaz. El lugar de la pena permanecía, ocupándolo todo, debajo y encima de mi piel, en mis ojos, en mis oídos. Mis sentidos eran mis enemigos y no dejaban de recordarme aquella estúpida historia. Entonces decidí matar mis sensaciones. Me bastó con encontrar el conmutador interior y oscilar en el mundo del ni frío ni calor. Fue un suicidio sensorial, el comienzo de una nueva existencia. Desde entonces, ya no tuve dolor. Ya no tuve nada. La capa de plomo que bloqueaba mi respiración despareció. El resto también. Vivía en una especie de nada...

Quien así habla es el prota de la última novela de Amélie Nothomb, esa escritora rara, que duerme con un sombrero y aparece en todas las portadas de cada obra que firma. Nothomb, belga residente en París, alguien que escribe de 4 a 8 de la madrugada gracias al speed que le da beber té y más té...
No me han gustado las últimas novelas de Nothomb, pero sí soy muy fan de su escritura y sobre todo de aquellas obras pseudoautobiográficas (no me creo que sean autobiográficas). Sé que no es una escritora que vaya a pasar a la historia, pero sus libros son altamente adictivos...al menos para mí.
Por eso, y tras la decepción de ‘Ácido sulfúrico’, me ha sorprendido que me gustase esta novela (Diario de golondrina, Ed. anagrama) de alguien que, tras una decepción amorosa, se convierte en asesino a sueldo. La música de Radiohead es su catalizador, aquello que le hace ponerse en marcha y hacer del asesinato su medio de vida. En concreto, el disco Amnesiac le inspira especialmente... sin comentarios :)

Urbano, nombre que adopta dicho personaje al inicio, es un ser carente de emociones (¿al estilo del de American Psycho?), anestesiado en vida y a quien sólo le importa su trabajo (ejem, matar)... ¿Muerto en vida? Tengo mis dudas, pero sí apático e indiferente, todo ello fruto, según parece, de haber estado en el otro extremo (...hiperestesia, bonito término...terrible significado). Así, como mecanismo tal vez de protección, no le queda otra opción que vivir anestesiado...

Digo que no le queda otra opción porque creo que llevar una vida anestesiada no es algo que se elija, simplemente sucede... A veces, alguien se da cuenta y a veces no. Supongo que todos tenemos a alguien en mente, pero enseguida me he acordado de ‘American Beauty’ y de cómo su protagonista lleva también una de esas vidas anestesiadas (aunque la causa sea muy distinta...). Ser consciente de ello le lleva a hacer cosas que jamás había hecho (como el prota de Nothomb) y todo ello conduce a un desenlace bastante desalentador (¿y revelador?)... También así he recordado a la prota de ‘La vida secreta de las palabras’, que sólo come arroz y está de 'lo más feliz'. Y también pienso en los extremos presentados en ‘El club de la lucha’... y en fin, que este tema daría para mucho y seguiría tal vez enumerando un sinfín de ficciones que tocan este tema que tiene poco de ficción...

I Wanna Be Sedated
RAMONES



Novela fundamental sobre el tema: Ruido de fondo (White Noise) de Don Delillo

http://latormentaenunvaso.blogspot.com/2007/01/ruido-de-fondo-don-delillo.html



Una interpretación de los temas que trata White Noise...

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Realmente creo que hay muchos intereses para lograr una sociedad íntegra de anestesiados. Una ramificación sería el aborregamiento, osea, emborráchate, drógate, quema tu vida delante del TV, pero sobre todo, no pienses, no seas consciente de tu estado vegetal. Interesamos anestesiados. Donde la religión no alcanza, llega el Futbol, las vídeo consolas y el traje que lució Carla Bruni el U.K.
Intento mantenerme consciente,pero.........hay
tantos vinos por probar....

Supersonic-Man

sylvia dijo...

:))) mientras los vinos los pruebes conscientemente... :)))

Anónimo dijo...

sólo las primeras cuatro copas ¿o eran cinco?

Supersonic-Man

sylvia dijo...

:))) muy mal, muy mal... :))

Un beletrista dijo...

Sylvia, ¡gracias por tus palabras! Parece interesante... ¡Sobre todo si duerme con sombrero! ¿Es de papel, como el mío?

Un fuerte abrazo y buen fin de semana,

Carlos

sylvia dijo...

El sombrero es este discreto de color negro que he puesto en la foto de abajo ¿Mito? ¿Leyenda? Yo me lo creo todo de ella :)) Desde que la descubrí gracias a Las Catilinarias e Higiene del asesino, leo cualquier cosa que escriba (pese a decepciones).
Me siento muy identificada con lo que escribe sobre todo cuando no es novela (cosa que no dice mucho a mi favor, por cierto, ahora que lo pienso... :)

Argumento de las catilinarias: una pareja de viejecitos se traslada en busca de paz al campo pero un día reciben la visita de un vecino del cual es imposible zafarse... Divertida y casi teatral :)

Frase extraída de Higiene del asesino:
"Yo nunca insulto, caballero, diagnostico."

Bueen fin de semaaana :)

Un beletrista dijo...

Ay qué miedo me ha entrado de repente. No estoy enganchado a las obras de Amélie Nothomb porque -supongo- todavía no he leído nada de ella. Quizás no lo haga nunca. Lo que sí he sentido, en este preciso momento, es que tengo, padezco, otro tipo de enganche: estoy enganchado a tus comentarios sobre las obras de Amélie Nothomb. Acabaré por secuestrarte, atarte a una silla y obligarte a leer y contarme todas las historias de esta escritora. A cambio, te prestaré mi sombrero de papel. No te he dicho que también lo llevo cuando leo.

¡Un abrazo!

Carlos

PD. ¡No te asustes!, en el fondo sabes que soy inofensivo. Superficialmente -y no tan superficialmente-, beletrista...

sylvia dijo...

jajaja :) santa inocencia... no sabes lo que dices :)) Un secreto: no te fíes de alguien que lee (a veces simultaneándolos) a Nothomb, Palahniuk y literatura japonesa...eso ni un sombrero de papel lo arregla ;)
Un abrazo beletrista :)

Anónimo dijo...

Voy a contestar algo escrito hace 9 años, creo que es mi record. Tras engancharme (un poquito) a tu blog, y querer hacer un inciso a todo esto.

Al leer que llevar una vida anestesiada es algo que no se elije, sino que simplemente sucede... me llamó la atención como el protagonista decía que él si se anestesiaba. No he leído el libro, pero el cómo actúa desde entonces el protagonista sí nos indica que la anestesia es insuficientemente efectiva, tal como defines, apática e indiferente. Podríamos afirmar que la anestesia es eso, sin embargo, no deja de ser un manto emocional, nunca llega a solucionarse el problema, sólo se tapa, y eso nos conduce hasta una nueva forma de enfocar, la apatía e indiferencia. El problema subyacente es la inaceptación propia. Tras la inaceptación propia viene el nuevo pensar, comportamiento, y hábitos. No recuerdo como se describe éste fenómeno de la personalidad, del nuevo actuar de alguien, ¿automatismo de comportamiento? No recuerdo.


A Supersonic-Man, si es que me acabas leyendo...

Es cierto que a dónde la religión no llega, ahora lo hace el futbol. Pero no es cierto que anestesia a las personas, son el resultado del manto emocional. Voy a tener que explicarme, defines la punta del iceberg. ¿Y si no hubiera religión, ni futbol?
Desde tiempos remotos, han habido No seguidores de lo que la masa cree (ahora me tendría que extender exponiendo a Ortega y Gasset), pero el conflicto es el doble del doble. Por un lado, quiénes y luego por qué. Aún ni queriendo una sociedad "anestesiada" cómo defines, se anestesiaría por si sola. Es un mecanismo de supervivencia.

La ramificación del aborregamiento no es el materialismo que se describe. Es la crisis de valores que deriva en materialismo. En forma colectiva. Y esa crisis de valores viene por una falta de Dios (no hace mucho todos eran creyentes). Sin embargo, en el plano que nos ocupa, son las ramificaciones de...? De la inaceptación de uno mismo. Hoy en día en busca del reconocimiento, de nuestro lugar, del Yo Soy, el sentirse unido a algo. Ahí si existen ramificaciones.

¿Por qué está tantas horas a la consola? ¿Viendo el futbol? ¿Emborrachándose?
¿Te has fijado en los atletas, la gente de negocios? Ahí verás también anestesia. Pero eso tienes que verlo por ti mismo.

INTJ

sylvia dijo...

9 años después...los comentarios siguen siendo bienvenidos y leídos. Si me acuerdo, le paso tu comentario a Supersonic :) Me quedan pocas neuronas hoy, pero prometo darle vueltas a tus palabras :D