miércoles, 12 de marzo de 2008

De Murakami y el desconcierto...


Soy incapaz de sentir interés en novelas que no causen desconcierto a los lectores. (Murakami dixit)


Abarrotada estaba la sala en la charla que se dio sobre Murakami en BCN hace unos días... Gracias a su traductor al catalán (Albert Nolla) nos enteramos de interesantes datos. Uno de ellos es que no nos ha llegado ni la mitad de las obras escritas por Murakami y luego, también la siguiente anécdota que no conocía y que explica en qué preciso instante Murakami decidió hacerse escritor:


"En 1978, en el estadio japonés de Jingu, Haruki Murakami (Kioto, 1949) asistía a un partido de béisbol entre los Yakult Swallows y los Hiroshima Carp. David Hilton salió a batear y, en el instante en que golpeó la bola, se dio cuenta de que quizás él también podía escribir una novela. “En principio, me interesaba más hacer cine y teatro, pero ya en la universidad me di cuenta de que son tareas de creación en grupo, y yo, dado mi carácter, no puedo estar tranquilo si no puedo asumir la responsabilidad plena y controlar hasta el mínimo detalle. Tal vez se deba a que soy hijo único, pero no estoy hecho para el trabajo en equipo”, explica. Quizás esta condición de hijo único también le haya legado un carácter un tanto huraño".


Imagen: http://tedmahsun.blogspot.com/2006/09/reviews.html

11 comentarios:

CAMINO INCIERTO dijo...

Sólo he leído Tokio Blues,pero tengo mucho interés en todo lo que viene de Japón.Es un mundo apasionante ya desde antes de la Edad Media.

sylvia dijo...

Tokio Blues es algo distinta al resto de sus obras pero es una buena manera de adentrarse en su literatura...a mí me queda mucho por leer de este autor... a mí tb me atrae mucho todo lo japonés :) Saludos!

Anónimo dijo...

Pues yo tengo el de Kafka en la orilla y no me convenció, lo deje a la mitad y eso que me fastidia mucho hacer eso, de hecho casi nunca lo hago , lo intentare de nuevo...! No me rindo...jeje :)
Alice

sylvia dijo...

He oído comentarios similares de algunas personas...simplemente 'no entran en Murakami'...tampoco es obligado que te guste XDDD pero a mí Kafka en la orilla me atrapó casi desde la primera página...entra en la categoría de obras de Murakami llamadas oníricas... ¿Te gusta Lynch? Murakami ha sido comparado con él...Da pistas, símbolos, recovecos por donde perderse...no todo se entiende pero ahí está parte de su encanto...de su tono evocador y sugerente... Saludos,

Anónimo dijo...

Si me gusta Lynch , si...no soy superfan , though...!

Alice

sylvia dijo...

Mmmm...Prueba con Sputnik, mi amor :) Saludos!

The sea, the sky, the dust dijo...

Soy hijo único, me gusta el trabajo individual. Vanity Murakami. Murakami Dust. La pena es que nunca he asistido a un partido de béisbol.¿ Cuando decidiré hacerme escritor?

Unaquita dijo...

Wow!
No sabía que Murakami fuera hijo único!
Yo también lo soy! Necesito un partido de beisbol!

;-)

Gracias a Un Beletrista por descubrirme este site...

sylvia dijo...

Hola The sea, the sky, the dust y Unaquita :) Perooooooooo... ¿Qué es eso de esperar a partidos de béisbol?? :) Seguro que son aburridísimos (no sé cuánto duran pero como sean como los de fútbol americano...!). Fijo que por eso se iluminó Murakami y sí, es Único (!!)...como no podía ser de otra manera ;)

Ted Mahsun dijo...

Hi there! I just noticed you used the image of my review of Blind Willow, Sleeping Woman. That's pretty cool! I don't really know why you'd do so, but that's still pretty cool. Thanks for linking back to me!

Sorry I can't speak Spanish.

sylvia dijo...

Thanks Ted for stopping by :) Can't remember how I ran into it...but the post is about the famous (surreal) story of how Murakami became a writer (baseball game) so that picture was a perfect fit... :)