Escuchando hoy a...Hank Williams

Comentarios

ana ha dicho que…
Ayyyyy! Sylvia! que llevaba un dia de lo mas cruzado...y con este tema me has puesto una sonrisa en la cara!
que gracia!!
;-)
thnxs!
Anónimo ha dicho que…
Gracias Sylvia. A veces no comprendo determinadas cosas pues algunas de mis emociones empañan otros sentidos. No quiero que esto lo tomes como algo genérico pero sí que he de obtener la confianza que nunca tuve.

Es curioso como, paradójicamente, no siempre somos lo que involuntariamente sugerimos ya que en esa situación participan muchas variables, una de ellas es el cúmulo de circunstancias o juicios para la interpretación y, en este sentido ahora me encuentro perdedor acerca de las de los demás sobre mi persona.

Cuando escribo, no puedo afirmar que sea un placer ya que en muchas ocasiones supone un desgaste emocional. Pero sí que obtengo la magia que no encuentro en la vida menos virtual. Las cosas parecen encajar y encuentro su regocijo.

Espero que este mensaje no distraiga la orientación de tu blog -que agradezco, y lo hago de nuevo aprovechándome-. Necesito un juicio definitivo que sea la letra impresa en papel. La publicación.

Quizás se hayan interpretado otras cosas en otros ámbitos.

Sólo quiero que imaginen todos los que escriban, lo deseen o no lo puedan evitar - entre otras variables- que tengo sólo esa necesidad imperiosa para seguir adelante. Si no, no continuo.

No hay, por tanto, ni falta de creatividad ni otras historias.

Es que cada día tengo más miedo a diluirme en lo estéril. Esa falta de fertilidad sólo se encuentra en el riesgo sentimental que me evoca la nostalgia. Aunque sea juguetona su umbral es realmente terrible y veo que pierdo suelo.

Aunque parezca incierto atajo por varios caminos y no sólo los oscuros. Aún más cuando resulta que fluyen como ríos de tinta plagados de hemoglobina. Si lo que escribo es un hematoma o la hecatombe, que sepa todo el mundo que trata de rebosar vida. Y todo el juego que la aliteración les pueda suministrar. Ya veremos que más surge.

Escribo porque no encuentro una mejor manera de discurrir pues pienso más que escribo o leo pero sigo caminando. Llámenlo sentido común, senderos comunes o pasiones compartidas. Me considero espiritual hasta el ritual oculto -que está por descubrir y destapar-.

Disculpa -otra vez- que me haya apropiado de este espacio pero aprovecho a Hank Williams y su música para solicitar un poco de atención a los que no me comunican y quizás sepan de mí.

Saludos infinitos

Nacho Casado
Anónimo ha dicho que…
TAmbién escribo en inglés - o lo trato- y puedo tratar de acercarme al alemán. El francés veo que no sé conjugarlo apropiadamente.

No obstante, por proximidad y vocabulario...lo mío es el castellano.

Nacho Casado
sylvia ha dicho que…
ay ana, pues me alegro :)))))
hola nacho, ya sabes qué pienso así que eres bienvenido a escribir cuando quieras (tú no tenías un blog de poesía?) siempre y cuando ya sabes qué. Saludos,
Anónimo ha dicho que…
Gracias Sylvia. A veces no comprendo determinadas cosas pues algunas de mis emociones empañan otros sentidos. No quiero que esto lo tomes como algo genérico pero sí que he de obtener la confianza que nunca tuve.

Es curioso cómo, paradójicamente, no siempre somos lo que involuntariamente sugerimos ya que de esa situación participan muchas variables, una de ellas es el cúmulo de circunstancias o juicios para la interpretación y, en este sentido, ahora me siento perdedor acerca de las de los demás sobre mi persona.

Cuando escribo, no puedo afirmar que sea un placer ya que en muchas ocasiones supone un desgaste emocional. Pero sí que obtengo la magia que no encuentro en la vida menos virtual. Las cosas parecen encajar y hallo su regocijo.

Espero que este mensaje no distraiga la orientación de tu blog -que agradezco, y lo hago de nuevo aprovechándome-. Necesito un juicio definitivo que sea la letra impresa en papel: la publicación.

Quizás se hayan tenido en cuenta otras opciones en otros ámbitos.

Únicamente quiero que imaginen todos los que escriban, lo deseen o no lo puedan evitar - entre diversas variables- que tengo sólo esa necesidad imperiosa para seguir adelante. Si no, no continúo.

No hay, por tanto, ni falta de creatividad ni otras historias.

Es que cada día tengo más miedo de diluirme en lo estéril. Esa falta de fertilidad radica en el riesgo sentimental que me evoca la nostalgia. Sin embargo y siendo juguetona, su umbral es realmente terrible y veo que pierdo suelo.

Aunque parezca incierto atajo por varios caminos al margen de los oscuros. Aún más cuando resulta que fluyen como ríos de tinta plagados de hemoglobina. Si lo que escribo es un hematoma o la hecatombe, que sepa todo el mundo que trata de rebosar de la vida. Y todo el juego que la aliteración les pueda suministrar. Ya veremos que más surge.

Escribo porque no encuentro una mejor manera de discurrir pues pienso más que escribo o leo pero sigo caminando. Llámenlo sentido común, senderos comunes o pasiones compartidas. Me considero espiritual hasta el ritual oculto -que está por descubrir y destapar-.

Disculpa -otra vez- que me haya apropiado de este espacio pero me aprovecho de Hank Williams y su música para solicitar un poco de atención a los que no me comunican y quizás sepan de mí.

-----------------

"hola nacho, ya sabes qué pienso así que eres bienvenido a escribir cuando quieras (tú no tenías un blog de poesía?) siempre y cuando ya sabes qué"
- No tengo un blog de poesía pero sí que tengo varios poemas. No sé qué piensas pero te agradezco, de nuevo, este espacio.

Por cierto, 'yellow' es amarillo y cobarde. Pienso que su traducción idónea es la que figura en el poema que más arriba adjuntas pero no olvido la otra acepción. Lo mismo me suele pasar con 'blue'. Desde esta óptica, es tan ridículo hablar de 'bosque amarillo' como de 'bosque cobarde'.

Un saludo finito.

Nacho Casado