El mercader de alfombras


El mercader de alfombras es uno de esos libros que me llega en un momento inoportuno por muchas razones, pero eso ha no sido óbice para que pudiese disfrutarlo y por fin terminarlo ayer. Que triste historia, pero qué llena de todo de lo que conforma una buena novela: voz literaria, humor, ritmo, profundidad... Fue escrita en 1987 y dice la publicidad que fue ninguneada por la crítica y ahora es una obra de culto. La historia no parece muy interesante: Cyrus, un iraní-americano, que regenta una tienda de alfombras en Nueva York. La subida del alquiler de la tienda es lo que inicia la historia.

Libros del asteroide sigue su buena labor literaria y nos ha regalado esta lectura.

Tras terminar el libro, escribí al autor y me ha enviado una amable respuesta. Me dice que Cyrus nace de un iraní al que vio en una fiesta, los libreros de Manhattan y de sí mismo, intentando explorar lo contrario de él. "Uno escribe ficción", me cuenta, "para explorar la parte no desarrollada del carácter de uno".
Puntuación: 9,5

Comentarios

Maria ha dicho que…
M'encanta la frase de l'autor que comentes al final: " Uno escribe ficción para explorar la parte no desarrollada del carácter de uno".