miércoles, 30 de octubre de 2013

De Ian McEwan en Barcelona...


"El escritor siempre tiene que viajar hasta otros puntos de vista" (Ian McEwan)

He intentado que 'Operación Dulce' sea, en ese sentido, las dos cosas a la vez: una novela de lectura fácil en apariencia, que en realidad es mucho más. Supongo que espero algo que todo escritor desea que le ocurra: que una vez acabada la novela, el lector vuelva a empezarla para descubrir todo lo que se ha perdido" (Extraído de El Mundo)

Llevo unos días leyendo "Operación dulce" (Sweet Tooth) de Ian McEwan, uno de mis escritores favoritos. Por eso, cuando me avisaron que venía a presentarla en la biblioteca Jaume Fuster supe que tenía que ir (esta vez sí) sin dudarlo. Y es que me lo perdí en las ocasiones anteriores (la última en el CCCB, presentando "Solar", que aún no he leído) y no quería que volviese a pasar. La primera sorpresa fue encontrarme una larga cola propia de un concierto de rock. Allí, ya empezamos a hablar entre nosotros, los ávidos lectores, a la vez que se nos acercaba uno de los chicos sin hogar que merodean siempre por la zona y nos soltaba sentencias de autores esotéricos animándonos a pensar por nosotros mismos. Ironías del destino.


Al poco se fue y seguí charlando con alguien que trabajaba en una de mis editoriales favoritas. Le encantaba ver cómo pese a la crisis y la lluvia, el auditorio no solo iba a llenarse sino casi a desbordarse. Y así fue.
Antonio Lozano, en un inglés fantástico y tras una breve presentación, le hizo una entrevista a quien todos esperábamos. Una entrevista que un autor tan "British" como McEwan supo llevar a la perfección, hipnotizándonos con sus historias, reflexiones y sentido del humor. Habló, por ejemplo, de cómo se gestó Briony, la protagonista de su Expiación, de cómo todo surgió de una imagen concreta (una chica, un jarr´´on con flores) que le fue llevando por caminos inesperados (originalmente, debía ser su novela soñada de ciencia ficción que escribirá algún día). Habló asimismo de que pese a tener una estructura narrativa al escribir sus novelas, no suele pensar en el 'tema' que predominará en ellas. Habló también de cuánto comparte con Tom Haley, uno de los personajes de su última novela: y es que en los setenta también se vio "utilizado" de forma encubierta por una revista que estuvo recibiendo fondos de la CIA. Y claro está, y especialmente, habló de la escritura (y la fuerza de los detalles) y de la lectura (citó a John Updike como uno de sus referentes). Y así, en poco en más de una hora, nos dejó a todos deseando pasar muchas tardes como la de ayer: escuchándole y aprendiendo de sus palabras. Próximamente, seguro. Cuando nos sorprenda con otro de sus excelentes trabajos.   

Más: Memorias de una espía de novela
 

domingo, 27 de octubre de 2013

Escuchando hoy a...Lou Reed

De American Horror Story (COVEN)...






Se acerca Halloween y la televisión americana parece celebrarlo a conciencia. Ahora mismo en pantalla hay tres series que explotan el universo de las brujería y como se habla en un artículo de The Guardian, el género está muy de moda, tanto en TV como en cine (pronto se estrenará Into The Woods con Meryl Street de bruja) como sobre todo en literatura juvenil. En TV tenemos ahora mismo a The Originals, Witches of East End (muy entretenida y basada en las novelas de Melissa de la Cruz) pero sobre todo, tenemos la tercera temporada de American Horror Story. Lleva el subtítulo de Coven, un término que designa a un grupo establecido de brujas que se reúnen para realizar sus prácticas.



A partir de esta idea, la serie de la FOX ha creado una historia que a cada capítulo se vuelve más negra y que no solo tiene un fantástico casting (Jessica Lange sigue siendo para mí insuperable), sino que tiene también una cuidada ambientación y una riqueza visual que acompaña a sus desafiantes guiones (una muestra son sus títulos de crédito iniciales). La serie mezcla elementos reales como el personaje de Madame Laveau con historias clásicas (revive el mito de Frankenstein, por ejemplo).


Sigo sin entender cómo la Fox, un canal tan conservador, emite una serie que toca tantos aspectos intocables (por ejemplo, una relación de abusos de una madre hacia su hijo en el capítulo de esta semana), pero es así y mientras siga dando buenos datos de audiencia, supongo que la tolerarán. Uno de los aspectos más curiosos de la serie es que uno de los personajes escucha a Stevie Nicks sin parar. Buceando por entrevistas del creador de la serie, cuenta que es amigo de la cantante y le pidió permiso para incluirla como banda sonora. Al parecer, al principio de su carrera se pensó que Stevie Nicks, por sus letras, era una bruja encubierta. De hecho, Courtney Love la llamó "la bruja blanca"...

Stevie Nicks se ha prestado a ser parte de esta historia y es fantástico oír sus canciones de fondo, junto a Mysty, otro personaje bastante perjudicado :D, ofreciéndole consuelo... La serie del otoño para mí, de momento...


 

sábado, 26 de octubre de 2013

De músicas de fondo...





A veces la vida te vuelve a contar la misma o las mismas historias. Como en un teatro, hay personajes que reaparecen y esperan a que vuelvas a recitar tus líneas. En ocasiones, los parajes y la banda sonora cambian, pero el texto de la obra presenta pocas variantes. A veces te preguntas si la vida espera que cantes tu papel de un modo distinto o tal vez aguarda a que escuches atentamente qué suena de fondo esta vez. Probablemente una cosa te apetezca más que la otra... :-) 


jueves, 24 de octubre de 2013

He leído...El océano al final del camino


 
–No sé. ¿Por qué crees que le tiene miedo a algo? Es una adulta, ¿no? Y los adultos y los monstruos no tienen miedo.

–Oh, los monstruos sí que tienen miedo –dijo Lettie–. Por eso son monstruos. Y en cuanto a los adultos… –Dejó de hablar y se frotó su pecosa nariz con un dedo–. Te voy a decir algo muy importante: por dentro, los adultos tampoco parecen adultos. Por fuera son grandes y desconsiderados y siempre parece que saben lo que hacen. Por dentro, siguen siendo exactamente igual que han sido siempre. Como cuando tenían tu edad. La verdad es que los adultos no existen. Ni uno solo, en todo el mundo. –Se quedó pensando un momento. Luego sonrió–. Solo mi abuela, claro está. (Fragmento extraído de aquí)



Su mayor don es que nunca subestima a sus lectores, no escribe para los niños que son como-deben-ser-los-niños. Sus cuentos son reales, llenos de una urgencia de vida o muerte que los adultos sentimos pocas veces pero que para los niños es una forma de vivir. Esta urgencia es la necesidad de perdernos en la fantasía. Todo tiene más sentido cuando alguien nos recuerda que de niños fuimos capaces de aparecer y desaparecer a placer. Algo de monstruo fantástico tiene Gaiman. ¿De dónde saca estas historias?
Algún pasaje secreto debe tener entre su casa y el mundo de lo imposible. O quizá es que su imaginación es como Lettie Hempstock: una niña que sabe mucho porque es eterna. (Extraído de aquí)


Aparte de "Coraline" no había leído nada de este autor. Ha sido una sorpresa. Una historia totalmente inesperada. Adictiva en su primera parte. Una fantasía que no me imaginaba en absoluto. Un libro diferente y que me ha gustado bastante. Un libro para volver a la infancia y perderse en ella. Le doy un 7/10.


Y os dejo una charla de Gaiman que creo que es muy interesante (subtítulos en inglés disponibles) sobre la vida, el arte, la escritura y los retos...

De cortos... Pipas

Para empezar con una sonrisa el fin de semana :)
Corto PIPAS from Manuela Moreno on Vimeo.

lunes, 21 de octubre de 2013

He leído... Las luminosas


Es el asesino perfecto. Nadie puede pararlo. Nadie puede encontrarlo. Eso cree él. Chicago, 1931. Harper Curtis, un vagabundo violento, se topa con una casa con un secreto tan sorprendente como su retorcida naturaleza: se abre a otros momentos del tiempo. Lo utilizará para acechar a sus «luminosas», elegidas con mucho cuidado, a través de las décadas, y quitarles su brillo.

La chica que debería haber muerto persigue al asesino que no debería existir. (Extraído de aquí
  

Tenía muchas expectativas con este libro, pero no ha podido ser... Lo he terminado, que en mí ya es mucho, pero ha sido bastante decepcionante. Debo ser minoría porque he leído multitud de críticas en castellano (el libro acaba de salir en traducción) y la mayoría son muy positivas. Si leo las de fuera, ya lo son menos (aunque cuenta con seguidores entusiastas). Demasiado confuso y fragmentado, no me ha acabado de convencer. Lástima, porque esa idea de dar importancia y mostrar a toda una serie de mujeres y sus historias (muchas de ellas basadas en historias reales) que acaban asesinadas por un asesino en serie en Chicago tenía mucho potencial. Lástima, digo, de este embrollo demasiado desarticulado. Aquí os dejo con una crítica mucho más positiva que la mía :) Se dice que va a haber película pronto. La esperaré a ver si me aclara mejor la novela :-)


   




domingo, 20 de octubre de 2013

He visto... Wakolda



“Vi cómo Josef Mengele me succionaba, hablaba conmigo” (Brendemühl, extraído de aquí


Le falta algo a "Wakolda" ("El médico alemán"), no sé si es ritmo o quizá emoción. Tiene buenísimos intérpretes, una historia tan atractiva como cruel y un buen guión. Tengo ganas de leer  la novela en la que se basa y escrita por su directora, Lucía Puenzo. Me da que es una magnífica escritora. Así que, aunque no era exactamente lo que esperaba, la recomiendo...ni que sea para ver la magnífica interpretación de Àlex Brendemühl o esas inquietantes muñecas que aparecen en algunas inquietantes escenas de esta película.


miércoles, 16 de octubre de 2013

He leído... Wonder


Si me encontrase una lámpara maravillosa y solo le pudiese pedir un deseo, le pediría tener una cara normal en la que no se fijase nadie. Pediría poder ir por la calle sin que la gente apartase la mirada al verme. Creo que la única razón por la que no soy normal es porque nadie me ve como alguien normal.(Fragmento extraído de aquí)


Lo leí en verano. En castellano lo han traducido como "La lección de August" y es una novela para jóvenes que creo que todo adulto debería leer. No he leído ninguna crítica negativa hasta el momento. Es uno de esos personajes-libro que son difíciles de olvidar. Tras leerlo, el personaje se queda contigo y no te deja. Por eso, creo que vale la pena recomendarlo y dejarlo por aquí. Un buen texto no conoce de targets de lectores.

Aquí os dejo una entrevista en inglés de cómo nació esta historia y la música de Natalie Merchant que inspiró el título de la novela.

martes, 15 de octubre de 2013

Tengo ganas de leer... Bleak House Inn



Con la base de la estructura dickensiana de Casa encantada, relatos escritos por varios autores sobre temas fantasmales, espectrales y sobrenaturales al amparo de una mansión, Bleak House Inn y sus editores han ofrecido a diez incipientes autores en castellano el lugar, la situación, y la temática, que ellos han llenado con sus personajes de ambos mundos visitando Londres. (Extraído de aquí)

Solo dos nombres me bastan para estar deseando leer este libro: Pilar Adón y Elena Medel. Este conjunto de relatos pinta más que bien.

lunes, 7 de octubre de 2013

He visto... La herida


Trasplantar a la pantalla algo subterráneo, hacer visible para la gente lo que no se conoce prácticamente. Quiero contar cómo se puede tener a alguien cerca con este problema sin que ni esa persona lo sepa ni el que está al lado tampoco. El cine tiene esa capacidad. Además, a mí me interesa profundizar en temas subterráneos, nunca me conformo.
(Extraído de aquí

Voy a ver "La herida" y me encuentro con que somos tres personas en la sala. Día del espectador. En pocos minutos empieza la película. Tengo muchas ganas de verla. Desde que vi en la TV un par de escenas sabía que no quería perdérmela. Empieza la cinta y enseguida acompañamos a Ana en su día a día. He escuchado un par de entrevistas previas y sé de qué va más o menos. Gracias a eso, voy siguiendo esta película que me atrapa, me hace encariñarme con este personaje y a medida que avanza, no quiero que pase el tiempo porque me gustaría conocerla más, escucharla más, saber más de ella, de cómo ha llegado hasta aquí. Intuyo el origen de esa herida que ha creado a este personaje. Lo intuyo por un par de escenas, por lo que imagino detrás de un par de frases. Cuando llega la escena final, pienso: por favor, que no termine así, pero lo hace. Y no sé si lo que me queda es decepción u otra cosa que no sé definir. La verdad es que no acierto a ponerle palabras. Pienso bastante en la película mientras vuelvo a casa. Me llena la cabeza de preguntas y sobre todo, de sensaciones. Leo entrevistas, leo sobre el trastorno que citan constantemente en las reseñas, pero me quedo ahí. Ojalá Franco, su director, hubiera ahondado más, hubiera dotado de cierto sentido al dolor de este personaje, ojalá no hubiera dejado tanto todo en el aire, entre brumas, convirtiendo al espectador en alguien más que no comprende a Ana o si lo hace, es gracias a su imaginación o a una cierta o excesiva empatía. No obstante, me quedo con que la película nos ha descubierto a una enorme actriz:  Marián Alvarez. Y solo por eso, le perdono esos vacíos y ese tan desesperanzado final. Y es que pienso que si Ana, la verdadera, la Ana que seguro existe en algún lugar cercano, viera esta película, esta cinta la heriría aún más...
 

Del Salón del Tatuaje (2013)...

Un año más, ahí estuvimos... Salón del Tatuaje de Barcelona.




domingo, 6 de octubre de 2013

He leído... W.I.T.C.H. (las brujas nunca mueren)



WITCH (Nueva York, 1968) fueron un fenómeno único dentro del Movimiento por la Liberación de la Mujer y, por extensión, para la propia herstory. Su actividad, sin duda alguna, fue frenética y escandalosa, pero también prodigiosa. En poco más de un año realizaron numerosas acciones, promovieron distintos boicots, firmaron varios manifiestos y desaparecieron diseminadas en el declive del estallido sesentayochista. Pero resulta sorprendente que la estética y formas de aquel grupo de brujas urbanas, de guerrilleras sin escoba, hubiera ya prendido la mecha en distintas ciudades americanas, formándose grupos de mujeres que recogieron su llamada a la lucha. WITCH pasó a registrarse en la historia del feminismo radical con letras de oro. De oro y, al mismo tiempo, bajo el signo del ostracismo, del casi anonimato y como uno de los hitos más desconcertantes y potentes de esa misma historia. Con la presente obra, ven la luz por vez primera en castellano todos sus textos, comunicados y hechizos.

“Cuando te enfrentas a una de nosotras ¡te enfrentas a todas! Pasa la palabra, hermana” WITCH
 (Texto extraído de la web de La Felguera



Es tan actual que resulta sobrecogedor.
(Extraído de aquí)

Más info en Culturamas

A veces me pregunto por qué empecé a escribir este blog. Conozco las razones pero de vez en cuando me lo vuelvo a preguntar, entre dudas e interrogantes. Y entonces, me aparece un libro como este, que no aparece así sin más: aparece gracias a la recomendación de Paymon (¡gracias!) y entonces este blog tiene más sentido.

Y es que descubrir joyas como este librito recién reeditado por esta maravilla de editorial que es La Felguera no tiene precio. O sí lo tiene, pero es casi irrisorio por todo lo que él contiene.Y es que es un libro lleno de secretos, de hechizos y sobre todo, de verdades. Se trata de la recopilación de textos e ideas de un colectivo feminista surgido en los años 70, de brevísima vida, constituido por unas autodenominadas brujas. En este compendio surgen nombres como Valerie Solanas (que ya casi la había olvidado con su manifiesto SCUM) o Emma Goldmann de la que me habló también Paymon hace poco. Pero además, surgen muchos, muchísimos más desconocidos y olvidados. La síntesis de lo teórico se complementa a la perfección con el tesoro de lo práctico: los textos de este colectivo revindicando la historia olvidada de las brujas y denunciando todas aquellas ideas que desde pequeñas les inculcaron y aún nos han seguido inculcando. Un libro imprescindible y tristemente, tan actual ahora como en los 60-70.

Las brujas han sido las primeras cabezas pensantes, las primeras practicantes del control de la natalidad y abortistas, las primeras alquimistas (¡convierte todo lo inservible en oro y devaluarás toda la idea del dinero!).  (...) WITCH vive y ríe en cada mujer. (...) Si eres una mujer y te atreves a mirar dentro de ti, eres una Bruja. Crea tus propias normas. Eres libre y hermosa. Puedes ser invisible o visible acerca de cómo elijas dar a conocer tu cara de bruja. Puedes formar tu propio Grupo de Hermanas Brujas (trece es un número acogedor para un grupo) y hacer tus propias acciones.

Entre algunas de sus acciones (muchas veces, acciones basadas en el teatro) destacaron la que llevaron a cabo frente a la Bolsa de Nueva York, el concurso de Miss América y la Feria Nupcial:

W.I.T.C.H. participaron en la protesta realizada ante la Bolsa de Nueva York bajo el lema "Up Against the Wall Street" y cuyo otro lema era "Wall Street is War Street". Según el periódico izquierdista Rat, en una noticia fechada el 6 de noviembre de 1968, se afirmaba que "con los ojos cerrados y las cabezas bajadas invocaron un hechizo de las brujas argelinas, a la vez que anunciaban el próximo hundimiento de la Bolsa". Resultó curioso que ese día el mercado cerrase con una caída de 1,5 puntos, y al día siguiente con otra de 5.

El colectivo W.I.T.C.H. nació la noche de Halloween de 1968 en Nueva York. Poco después se propagó a otras ciudades estadounidenses. Estoy segura que muchas de esas mujeres aún viven, piensan y actúan como entonces. Quizá ahora no hagan tanto ruido, quizá ahora hayan elegido ser más invisibles...pero siguen ahí. Las brujas nunca mueren... Robin Morgan, la principal artífice del grupo, sigue alzando su voz:





PD: Quiero hacer especial mención a la traductora de esta obra (Inmaculada Pérez) porque creo que ha hecho un trabajo estupendo en esta edición.                    
 

sábado, 5 de octubre de 2013

De Gabriela Mistral...




Si es que estamos soñando, 
que soñemos hasta que nos convenza nuestro sueño. 
(Gabriela Mistral)

miércoles, 2 de octubre de 2013

Descubriendo a... Natalia Litvinova



"Escribir es ir hacia la herida para curarla con veneno"

QUIVOCADO
EQUIVOCADO

Hoy soñé que marcaba un teléfono cualquiera
y me atendías.
Te dije que estaba desnuda y que alguien corría tras de mí.
Me respondiste que colgara, y que nadie debía alcanzarme.
Estás envejeciendo en mis sueños, la nieve te dibuja canas.
Mirás el cuerpo cansado de una rata
que no puede hacer camino a través del hielo.
No sabés si patearla hacia los copos de la muerte
o hacia los ataúdes de la nieve.


martes, 1 de octubre de 2013

De Nerea Ferrez...

 

365 días atrás

Pienso en 365 días atrás.
En dónde estaba,
en cómo me sentía,
en lo que había perdido
y en lo que aún había de perder.
Pienso en ese Madrid extraño que se abría frío
a pesar de la ola de calor.
En el teléfono como un puente quebrado
a un país que dejó de existir.

Sin embargo,
ahora
pensando
en 365 días atrás
siento que era mi voz futura la que me animaba,
la que me decía
de esta sales, de esta sales,
más fuerte y más brillante que nunca.
Hoy, ahora,
365 días más sabia,
pienso en esos meses de oscuridad
y veo incluso más luminoso el sol que me acompaña.
Hoy, 365 días después
me veo feliz.


Más poemas en su blog